Lavado nasal en niños, su nariz lista para respirar

Lavado nasal, cómo y cuando hacer un lavado para limpiar la obstrucción nasal a los niños.

Los niños y bebés casi siempre tienen mocos, sobre todo los 3 primeros años de vida. Unas veces es moco clarito y otras es espeso y de color blanco, amarillo o verde.

lavado nasal_003

Como los bebés no saben respirar por la boca, hay que hacerle es un lavado nasal para que respiren mejor y se encuentren más cómodos. Pero no hay que abusar de los lavados y mucho menos de los aspiradores de mocos, éstos últimos les resultan muy molestos, irritan la mucosa que recubre el interior de la nariz y les hace presión en los oídos, por ello si los utilizas que sea sólo para sacar el moco que ya ves, sin introducirlo demasiado en busca de más pensando que con ello le vas a aliviar más al niño.

El lavado nasal  con suero fisiológico es lo más adecuado para limpiar la lavado nasal_002nariz de los bebés. Se pueden utilizar  los sprays que ya vienen preparados con diferente presión para cada edad, o con los envases de suero fisiológico para utilizar con jeringuilla. Si utilizas la jeringuilla no debes poner más de 5 cc. en cada fosa nasal para evitar hacer demasiada presión en los oídos, por esto mismo si el niño tiene otitis evita el lavado nasal. En cualquier caso utiliza envases pequeños para que no duren demasiado tiempo y evitar que se contaminen y si tienes más de un niño cada uno tiene que tener su propio envase.

Un buen momento para hacer el lavado nasal es que coincida con la hora del baño y antes de comer (o si está tomando alguna medicina) evitando así posibles nauseas.

Mucha paciencia,  piensa que por mucho que se enfade es mucho mejor para él evitar la obstrucción nasal.

 lavado nariz

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Paloma

Enfermera Pediatría
Esta entrada fue publicada en Bebés. Guarda el enlace permanente.