Los bebés y el diagnóstico de secuestro pulmonar

Hay terminología médica que no descubrimos hasta que alguno de los bebés de casa o de la familia se lleva la etiqueta.

Cuando nos quedamos embarazadas, todas las mujeres “pedimos” que el bebé sea sano ya que a la mayoría de madre nos irrumpe el miedo de que algo le pase desde el mismo momento en que nos enteramos que estamos embarazadas.

los bebés, el desarrollo en el utero

En las ecografías es donde más se acentúa este miedo, sobretodo si por algún motivo nos parece que algo raro sucede. En ocasiones encontramos alguna piedra en el camino de la gestación y se nos cae el mundo a los pies cuando el ginecólogo o ginecóloga diagnostica alguna anomalía. Por eso hay que intentar relativizar y darle realmente importancia sólo a lo que sea grave, intentando disfrutar de la etapa del embarazo sin llegar a extremos con la dieta o el peso por ejemplo.

Una de las anomalías que pueden encontrar los médicos en el bebé es la relacionada con la importante función de los pulmones.

El secuestro pulmonar es una masa quística de tejido pulmonar sin función alguna ni conexión con la vía aérea que deriva de una afección congénita y puede ser causa de repetidas infecciones por neumonía.

Existen dos tipos de secuestro pulmonar siendo el denominado intrabolar el más común en los bebés lactantes y niños. Parece que el origen del secuestro pulmonar viene desde la gestación, cuando un brote pulmonar queda atrapado antes de la formación de la pleura, creciendo de forma separada después de la formación de ésta.

los bebés y las afecciones respiratorias

Tanto el secuestro pulmonar como la malformación quística adenomatoide congética (MAC), el efisema lobar o el quiste broncógeno son catalogados como malformaciones que seguramente serán diagnosticadas en el embarazo.

Este tipo de malformación es más frecuente en niños y suele diagnosticarse y tratarse en la infancia, sobretodo si es causante de repetidas infecciones respiratorias.

los bebes y las infecciones

Actualmente hay más alternativas a la cirugía clásica siendo la técnica conocida como embolización endovascular la que se practica practicando un pequeño agujero por el que trabaja el cirujano.

¿Habíais oído hablar de ello?

 Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.