Los efectos medioambientales afectan al coeficiente intelectual

El título de esta entrada sobre los efectos medioambientales, se refiere a un artículo de La Vanguardia de fecha 17 de octubre de 2014. Cada vez son más las noticias que alertan de los daños que ocasionan algunos productos como el mercurio en el desarrollo de nuestros peques incluso desde la época prenatal.

los efectos del medioambiente en lo niños

Según el profesor de la Escuela Médica de Harvad (EEUU), Philipe Grandjean, los científicos han identificado nada más y nada menos que 214 productos neurotóxicos.

los efectos medioambientales

Philipe Grandhean ha estado en Cosmocaixa de Barcelona debatiendo sobre la forma en que afecta al desarrollo del cerebro de los más pequeños y pequeñas aspectos como la polución atmosférica, la dieta, el tabaco o el contacto con productos químicos (todo lo que entréis en casa, entra en vuestra familia, sea a través del tacto o del aire…). Y lo del tabaco no tiene porqué ser únicamente a causa del humo del vecino, que todavía puedo ver por la calle mujeres embarazadas fumando tan ricamente. Lo siento, sé que es muy difícil dejar de fumar, y lo puedo decir porque lo he vivido, pero dañar una vida que no es la tuya no me parece justo. Yo dejé de fumar desde el mismo momento en que me salió el positivo en el test…Y lo pasé mal un par de semanas. A mí no me valía el cuento chino de que es peor la ansiedad que le llega al bebé que lo que le puede perjudicar el tabaco. Sólo recordar el reportage de National Geographic “En el vientre materno”, en el que muestran cómo cada aspiración del cigarro por la madre produce un pequeño paro cardíaco por dificultar la entrada de oxígeno al bebé, se me quitaron las ganas de encender el siguiente cigarrillo.

los efectos medioambientales A veces leemos productos químicos y nos imaginamos el laboratorio. No hay que ir muy lejos para imaginar un niño o niña aspirando los restos de desodorante en spray que se ha puesto su madre o su padre, la lejía que han usado para desinfectar el baño (el vinagre es una buena y sana alternativa), el humo del tabaco del vecino que entra por la ventana o el fuerte perfume diario de la vecina que aspiramos durante el viaje en el ascensor.

Los neurocientíficos alertan de los riesgos de los efectos medioambientales en el desarrollo cerebral y en la conducta de los niños y adolescentes, pudiendo afectar al coeficiente intelectual y pudiendo aumentar el índice de problemas de aprendizaje.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.