Los niños y compartir las cosas con los demás

Hoy hemos tenido en casa gran parte de mi familia, que es muy numerosa y uno de mis hermanos vino con los niños ( el tiene tres)  y uno de ellos sólo le lleva cuatro meses a nuestro hijo, es decir, tiene unos dieciocho. La siguiente prima ya tiene cuatro años. Y el mayor, seis. Mi sobrino mayor está interesado por el fútbol y no es “rival” para mi hijo.

los niños y compartir

Pero es que nos hemos dado cuenta que cuando mi sobrina venía del cuarto de mi hijo con uno de sus muñecos o sus juguetes, mi hijo la señalaba con el dedo y emitía un sonido agudo de claro reproche.

Nos ha sorprendido porque nunca le habíamos visto con esa poca disposición a compartir, más bien todo lo contrario.

      los niños y saber compartir los niños que saben compartir

Pues bien, el concepto de compartir lo empezarán a entender perfectamente cuando tengan aproximadamente cuatro años.Mientras tanto, lo mejor que se puede hacer con un niño es predicar con el ejemplo (como con casi todo).

Nunca “obliguemos” a la fuerza a los niños a que comparta sus cosas, será un error.

Debe ver que en casa se comparte de forma natural, se le puede (y debe) hacer partícipe del hecho de compartir cosas con alguien para que se sienta co-protagonista de la escena y, primero, la valores y la considere buena (y, por tanto repetible) y, segundo, la asimile mejor y la acabe interiorizando.

los niños que saben compartir Porque, como todo en la vida (o casi todo), esto también se aprende. Si vuestro hijo comparte algo con otro niño, ya sea porque forma parte del juego propuesto por vosotros o por propia iniciativa es altamente positivo que destaquéis que lo que ha hecho es bueno. Aplaudidle, dadle un pequeño premio, gesticular, reiros, decidle cosas agradables y positivas. Comprenderá que ha hecho algo que provoca felicidad en los demás ( y más que a nadie a sus padres, a quienes más querrá, respetará e imitará) y tenderá a hacerlo más veces.

Así que, reglas de oro para que vuestro hijo comparta: nada de obligar, dar ejemplo y potenciar cuado lo hace bien. Seguro que de este modo lograréis que la lección se aprenda correctamente.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.