Los primeros septillizos del mundo cumplen 16 años

Hoy os traigo esta noticia de una madre que en 1997 dio a luz (convirtiéndose en madre por segunda vez) a siete bebés, tras un tratamiento de fertilidad en el que no quisieron sacrificar ninguno de los embriones. Dos de los niños sufren parálisis cerebral pero todos los septillizos han cumplido recientemente 16 años.

septillizos

Aunque esta familia ha recibido ayudas, los niños ya adolescentes han tenido que colaborar en el trabajo del hogar y dudo mucho que la madre haya tenido el tiempo que quisiera para mimarlos y acariciarlos… ¡Madre mía si sólo para cortar uñas se tiraría una hora entera!

Los tratamientos de fertilidad son una bendición para algunas familias pero ¿Hasta dónde se puede  llegar? Es decir, ¿dónde está el límite y en qué momento deben decidir únicamente los progenitores si en ello ponen en riesgo la salud de los fetos? En este caso este embarazo múltiple tuvo como consecuencia que dos de los bebés nacieran con parálisis cerebral ya sin tener en cuenta que la capacidad económica de la familia no estaba para hacerse cargo de tantos bebés.

septillizos

Recibieron una casa de unos 510 m2 además de una furgoneta, macarrones durante un año y pañales para dos así como becas universitarias completas pero aún así su padre ya les ha dicho que sólo tendrá carnet de conducir y coche el que trabaje.

Los humanos somos mamíferos pero la naturaleza no ha previsto que tengamos siete bebés de una vez. No sé cómo llevaría a cabo esta mujer lo de abrazarlos, besarlos, hacerles reír y tirarlos por el aire…además de atenderlos limpiándolos y procurándoles alimento.

A veces si nos paramos a pensar un poco este mundo parece que sea un teatro de locos en el que en algunos países multan por el segundo hijo y en otros permiten que una mujer ponga en riesgo su vida y la de sus bebés en un parto múltiple, de septillizos, ni mas ni menos.

Si te parece interesante esta información, compártela en Facebook, Twitter… GRACIAS :)

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.