Luchar contra la tos y los mocos

En estas épocas es habitual que necesitemos luchar con la tos, sea por algún resfriado o por la gripe de cada año.

Es importante que valoremos si la tos es seca o si, por el contrario, es tos con mucosidad, ya que el tratamiento será distinto en función de las características de la misma.

Si administramos un jarabe para tos seca y lo que tiene el o la peque es tos con mucosidad, lo que hacemos es cortar la tos, pero también la tan necesaria secreción de mucosidad.

Si no estáis seguros de la idoneidad del jarabe que os han recomendado en la farmacia o consulta, siempre podéis leer con detenimiento el prospecto y, si no lo tenéis claro, incluso fabricar vuestro propio jarabe casero o apostar por uno natural.

En casa hace tiempo que descubrimos el jarabe natural de hiedra “Prospantus” que va genial para que los y las peques saquen la mucosidad y su tos se convierta en productiva.

Pero también podéis hacer vosotr@s mismos un jarabe de cebolla y miel muy sencillo que, acaba teniendo casi el mismo aspecto que el prospantus, y no está nada malo de sabor, por su alto contenido en miel.

¿Queréis la receta? Ahí va:

Ingredientes: una cebolla y miel.

miel para la tos

Sólo tenéis que cortar una cebolla (si es dulce más suave será el gusto) en trocitos chiquitines y colocarla en un bote de cristal que habéis hervido previamente para esterilizar.

Sobre la cebolla, tenéis que verter la suficiente cantidad de miel para cubrir toda la cebolla (no queremos que la cebolla nade en miel, simplemente que quede cubierta).

Al cabo de 8 horas como mínimo, tiempo en el que la cebolla habrá macerado, ya tenéis disponible vuestro jarabe que, podéis conservar en la nevera durante un par de días. Sólo os queda colar la cebolla y guardar el líquido-jarabe para su posterior uso.

(No hagáis mucha cantidad porque es una pena tener que tirarlo luego, así que si la cebolla es grande con media será suficiente).

¿Has probado alguna vez este jarabe casero?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.