Mamá ocupada: abraza el caos y te sentirás mejor

No es fácil ser una mamá trabajadora con mil quehaceres diarios y con sólo 24 horas para hacerlo todo, ¡y además sacar tiempo para descansar! Muchas mamás nos tenemos que conformar con dormir de media unas seis horas diarias… pero eso de descansar se vuelve toda una utopía.

Sobre todo cuando se trabaja desde casa, cuando tienes que hacer malabares para llegar a todo; la casa, los niños, el trabajo, las compras, la vida social (¿en serio? La vida social parece que se esfumó entre semana), etc.

mama trabajando ¿Te imaginas que uno de tus hijos se pone malito? Pues eso significa que no podría ir al cole, que tus rutinas (que a veces pienso que nuestras rutinas son igual de necesarias que las de los niños para poder funcionar), se verían muy perjudicadas… además que dormirías menos, no tendrías tiempo para descansar, tendrías que hacer malabares con el trabajo y además, tendrás que aprender a abrazar el caos.

Y es que el caos está por todas partes y en ocasiones sólo intentamos luchar contra él. Es cierto que el caos en casa (desorden, suciedad) cuanto menos haya mejor, porque además de que es un mal ejemplo para los niños, nos haría sentir más ansiosas y con mayor estrés. Pero debemos admitir, asumir y aceptar, que habrán momentos en la vida que debamos abrazar al caos y que no nos perjudique en absoluto.

mama trabajadora

Habrán días de la semana que no te dará tiempo limpiar el polvo, barrer el suelo o preparar los bocadillos a la hora que haces todos los días, ¡pero no pasa nada! Sólo tendrás que abrazar ese caos para poder organizarte mejor en otro momento. Pero abrazar el caos no significa que te invitada, ¡ni mucho menos!

200191362-001

Si eres una mamá ocupada y además trabajas en casa, es probable que estés en tu escritorio incluso 2 minutos antes de meterte en la cama, no te preocupes… es normal.  Hay veces que durante el día no te da tiempo para acabar tus tareas pendientes y tienes que acabarlas en el silencio de la noche, y en el cansancio de tu cuerpo.

Así que te aconsejo que para abrazar el caos y que no te vuelvas loca con los cambios pasan a diario, tengas una agenda y que te permitas hacer tachones y miles de flechas para organizar y reorganizar tus tareas… porque nunca habrá un día igual que a otro, aunque te gustase tenerlo para ir más tranquila.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

 

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.