Maneras efectivas para no luchar con tus hijos adolescentes

No podemos negar que la vida es una lucha constante pero cuando se trata de las relaciones de familia puedes olvidarte de luchar o de crear guerra porque la familia está por encima de todo, existen maneras efectivas para no luchar con tus hijos adolescentes.

madre e hijo adolescente

Las generaciones más jóvenes parece que tengan dificultades para llegar al entendimiento y es que parece que la brecha generacional entre padres e hijos  es cada vez mayor. Este problema a veces vierte aceite en llamas y en muchas ocasiones hace que exista demasiada lucha entre generaciones.

Pero entre padres/madre e hijos debe haber siempre una conexión emocional especial que no se debe romper por nada del mundo.  En la adolescencia es común que existan peleas constantes porque los padres imponen reglas que los hijos se niegan a cumplir y la lucha está casi garantizada.

madre e hija adolescente abrazo

Pero esta tensión emocional a causa de las peleas se puede volver crónica y muy enfermiza, algo que sin duda puede causar graves daños a la relación. ¿Qué te parece si empiezas a tomar el control de tus emociones y miras las cosas desde otro ángulo diferente? Es posible que si tienes un mal comportamiento y tus aspectos negativos de tu carácter estén envenenando la relación entre tú y tus hijos.

Por eso te aconsejo que empieces a trabajar en tu superación personal para alcanzar el entendimiento con tus hijos y desarrollar una relación basada en el respeto. Si crees que tienes una relación tensa con tus hijos, tendrás que poner de tu parte y dar el primer paso para reconciliación, tú eres su ejemplo.

A continuación te dejo algunos consejos para que empieces a ponerlos en práctica desde hoy mismo.

No le niegues la palabra

Si crees que para conseguir lo que quieres y ejercer presión mental el dejar de hablar a tus hijos es la mejor solución, estás equivocado. Esta guerra fría debe acabar porque es un abuso mental que aumentará el conflicto y el malestar. Resiste la tentación de dejar de hablarle y maneja la situación mediante las palabras y las emociones. Mejorar la comunicación es imprescindible.

madre e hija adolescente enfadadas

No entres en histeria

No hay duda que la histeria es adecuada para manipular emocionalmente al otro pero también deja un daño demasiado profundo en el alma, y además no eres una niña. Controla tu estado de nervios y toma el control de tus sentimientos hasta que el dolor en tu interior acabe. El mal genio puede dañar gravemente la salud mental de las personas que lo padecen y la relación con tu hijo adolescente.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.