Maniobra de Heimlich

La importancia de saber hacer la maniobra  de Heimlich.

Recientemente han sido condenadas en una guardería de Castelldefels (Barcelona), la bebe-atragantamientocuidadora y la dueña de una guardería por no atender debidamente a un menor que falleció en el año 2012. El juzgado ha concluido que la guardería no contaba con los requisitos que debe cumplir la concesión de la licencia de la Generalitat y que, además, la cuidadora no tenía la formación requerida.

Estas señoras van a ir a la cárcel. La experiencia de la profesora entre rejas así como la inhabilitación para la misma profesión será de un año y 3 meses. La de la directora será de un año y 9 meses y 4 años de inhabilitación. Parece ser que el niño murió por atragantarse con un trozo de pera, por no estar vigilado en ese momento por ningún adulto. Estas señoras, que debieron preparase profesionalmente antes de ejercer la práctica, deberían haberle practicado la maniobra de Heimlich.

heimlich adultos

La maniobra de Heimlich es similar a la que se realiza en adultos aunque con alguna variante. En bebés esta maniobra consiste en golpear con el talón de la palma de la mano enérgicamente unas cinco veces en la espalda, mientras se le sostiene por el pecho con la otra mano. Una vez realizado esto se debe girar al bebé y extraer con tu dedo arqueado el objeto extraño.

A mi humilde parecer, si yo perdiera un hijo o hija en estas condiciones, sinceramente, me parecería poco el tiempo que han sido estas señoras “castigadas”, sobretodo la inhabilitación.

heimlich

Para empezar, si yo fuera el Juez la inhabilitación la habría dictado indefinida. Y la permanencia en la silla de pensar en la cárcel seguramente hubiera sido más larga.

Parece que a veces la gente se olvide de que lo que dejamos los padres y madres cada día en los colegios son seres vivos, además de nuestras “posesiones” más preciadas.

 maniobra_HEIMLICH

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.