Me gustaría que mi hijo de 5 años se vistiera sólo

Maria, una de nuestras clientas, nos comenta que tiene 3 hijos de 9, 7 y 5 años. Nos dice que las mañanas en su casa son muy estresantes para ella. Porque a menudo, tiene que salir corriendo al no darle tiempo a ayudar a sus tres hijos a prepararse, para ir al cole. Dice que los mayores, más o menos se organizan solos, pero que sin embargo, al pequeño tiene que vestirle y ayudarle en todo. Ella cree que si Javi, (su hijo pequeño) se vistiera solo, seria una gran ayuda para ella, aunque no sabe si es demasiado pequeño para ello.

Con respecto a este problema, he de decirte que es muy habitual, que cuando se tienen vestirse solodos o tres hijos, las mañanas sean un poco caóticas en las casas, entre que se levantan, desayunan, se visten.., puedo imaginarlo y entiendo tu preocupación.

Con respecto a si a esa edad el pequeño podría vestirse sólo, por supuesto que si. Sólo serán necesarias unas pautas para que lo consiga. Como siempre digo el refuerzo va a jugar un papel fundamental en el proceso de aprendizaje. Ya que como comentaba días anteriores, debemos tener en cuenta que para cambiar la conducta, los pequeños tienen que valorar que merece la pena el cambio, por lo que debemos ofrecerles algo a cambio que les resulté atractivo.

¿Como hacerlo?

En tu caso, como tienes 3 hijos de edades muy similares, yo involucraría a los tres, para que no empiecen los comentarios de “¿por que a mi hermano esto, y por que a mi no? Si el no lo hace yo tampoco….” Además va a ser una fuente de motivación fundamental para Javi el ver que sus hermanos también tienen otras funciones o tareas que desempeñar. Para ello, lo primero que deberíais hacer es reuníos con vuestros tres hijos y contarles que a partir de ese momento vais a formar un equipo (incluso podéis ponerle nombre, a veces eso gusta mucho a los niños) y que en todos los equipos es necesario el trabajo de todos y cada uno de los miembros y por ello, cada uno va a tener unas tareas y funciones que desempeñar. Posteriormente, iréis asignando las tareas a cada uno de los niños y también asignaos alguna vosotros mismos. Es importante en el reparto de tareas que cumpláis vuestros objetivos pero lo hagáis de una forma democrática, teniendo en cuenta sus opiniones, con el fin de que se sientan parte del equipo y no lo entiendan como una obligación. Es en este momento, por ejemplo, al pequeño le diréis que él como ya se esta haciendo mayor, va a tener una tarea de un gran miembro del equipo, que será vestirse solito. El hecho de involucrar a los dos niños mayores va a ser muy positivo, porque así también podréis aprovechar para que ellos os echen una mano con las tareas y poder así ganar más tiempo. Al principio, deben ser tareas sencillas y fáciles de realizar, con las que ellos se muestren de acuerdo.

Buttoning Shirt

Una vez establecidas y escritas en una cartulina las tareas de cada niño, deberíais establecer las recompensas de sus conductas. Por ejemplo podríais darles puntos y que los pudieran canjear al final del día por premios pactados anteriormente, o podéis establecer las consecuencias directamente. Por ejemplo en el caso de Javi, si te viste sólo podéis decirle que elegirá el postre en la cena, o iréis con él 30 minutos al parque. Además, cualquiera de sus conductas deberá ir siempre seguido de refuerzo social. Es normal que al principio le cueste vestirse sólo, y vuestra ayuda tenga que ser mayor, pero esa ayuda deberá irse retirando poco a poco.

Je-veux-qu-il-s-habille-tout-seul-comme-un-grand_rubrique_

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Educación. Guarda el enlace permanente.