Medela y sus sacaleches. Por qué los elegí (II)

Ayer relataba cómo conocí la marca Medela, en concreto sus sacaleches. Fue de forma casual, en la Unidad de Neonatos del hospital donde nació mi hija.

Cuando llegó el momento de reincorporarme al trabajo tras mi baja de maternidad, decidí que debía comprar un extractor de leche. Iba a necesitar extraerme cada día para seguir alimentando a mi hija con leche materna cuando yo no estuviera. Y se me presentaron muchas dudas: ¿cuál comprar? ¿De qué marca?

Lo primero que hice fue lanzarme a buscar información en Internet, claro está. Investigué en la web de Medela (ya se había convertido en mi marca de referencia) y eché el ojo a un sacaleches suyo, el modelo Swing.

Mi casi decisión se vio corroborada por las opiniones de las madres del grupo de lactancia de mi centro de salud, al que acudía con mi hija una vez por semana. Allí, además de resolver problemas sobre el amamantamiento, compartíamos conocimientos y opiniones sobre todo lo relacionado con el mundo de los bebés, en el que acabábamos de aterrizar. Algunas de ellas lo tenían y estaban encantadas. O habían escuchado hablar de él. La pena es que no se lo pedí a ninguna para probarlo. ¡Craso error! Probadlo siempre que podáis. A mí me salió bien la jugada pero, ¿y si no? ¡Dinero tirado a la basura no!

Así que lo tenía decidido…

Sacaleches Swing de Medela

El Swing de Medela

Mi elección, como os he dicho, fue el extractor Swing de Medela. ¿Y por qué me decidí por él?

- Porque es el siguiente al Mini Electric (el que me dio nefastos resultados).

- Porque se usa con pilas o enchufado a la corriente eléctrica.

- Porque no emite demasiado ruido: me extraería en el baño del trabajo y, aunque no lo creáis, lo de sacarse leche aún no resulta entendible en el mundo empresarial. Preferí mantenerlo en secreto. ;)

- Porque su pequeño tamaño lo hace idóneo para transportarlo a diario en mi mochila.

- Porque su precio, aunque algo elevado (digamos que tiene tres cifras), tampoco supone un gran gasto. Yo lo veía más como una inversión.

- Y, por último, aunque no en términos de importancia, porque es un sacaleches de dos fases: primero una de movimientos cortos y rápidos (estimulación) y a continuación otra de movimientos lentos pero más intensos (extracción). ¿Y esto qué quiere decir? Que imita la forma tan eficiente que tiene el bebé de succionar el pecho materno. Porque Medela lleva años investigando sobre este tema y creando productos para mejorar y mantener la lactancia materna.

Utilicé mi sacaleches durante muchos meses, extrayéndome varias veces al día. Creo que he amortizado su precio totalmente. Y si volviera a necesitar sacarme leche, recurriría de nuevo a él. ;)

Y tú, ¿usaste sacaleches? ¿Cuál utilizaste?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Lactancia, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.