Mirar al cielo con los niños… ¡cuánto podemos aprender!

En ocasiones, los padres se desesperan al no encontrar alternativas para conseguir que sus hijos se lo pasen bien, se diviertan y que, a la vez, que aprendan con ello. De este modo, ya hemos hablado de visitas culturales, al zoológico pero… y ¿por qué no mirar al cielo? La astronomía es muy interesante y puede resultar muy llamativa para los pequeños. Además, más allá de que aprendan a saber cuál es cada constelación o la forma que tiene, por ejemplo… también puede ayudarles y ayudarnos a parar por un momento en nuestra vida acelerada.

mirar cielo

Por ello, puede ser una buena idea proponerles y meterles el gusanillo, como suele decirse, es decir, animarles a conocer y mirar lo que qué hay sobre nuestras cabezas.

Para ello, podemos empezar poco a poco, no hace falta que al principio compréis un telescopio. Simplemente, puede ser una buena idea, sentaros en alguna zona de césped o si tenéis jardín en casa tumbaros cuando caiga la noche a ver las estrellas. Es cierto que si podéis hacerlo fuera de la ciudad, incluso mejor, porque si vivís en una ciudad grande la polución os impedirá ver con claridad.

mirar el cielo con los peques

Por ello, podéis organizar esta visita con antelación e iros con los pequeños a la playa o al campo, alejados de la ciudad. Será divertido motivarles en los días previos a que conozcan ciertas cuestiones relacionadas con la astronomía para que puedan luego identificar lo que vean en el cielo. Conocer los diferentes estados de la luna, las estrellas, las constelaciones más importantes… para ello, podréis recurrir a internet e incluso podréis comprar algún libro adaptado a los niños, con un lenguaje que puedan comprender.

mirar cielo con los pequeños

De este modo, si ya el pequeño conoce algo sobre el tema, cuando se ponga a mirar al cielo, se sentirá contento cuando reconozca aquello sobre lo que leyó o que le explicasteis. Además, como dije antes, al principio no es necesario apostar por un telescopio, llevaros unos prismáticos, por ejemplo.

mirar con niños telescopio

Sin duda, será divertido para ellos y será un momento ideal para pasar tiempo juntos y compartir risas y charlas. Tumbaros, por ejemplo en la arena de la playa o sobre la hierba y mirad al cielo, relajados, para ver y comprender qué hay allí a lo lejos. Creo que es una actividad más y que puede serviros para despertar el interés y la creatividad de los pequeños, ya que, cuando volváis a casa seguiréis hablando sobre ello, e incluso les animaréis a que hagan dibujos de lo que vieron… Es un nuevo mundo que pondréis ante sus ojos, unos ojos a los que todo les llena de entusiasmo y curiosidad.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

 

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.