Mitos y creencias falsas durante el Embarazo

Existen numerosos mitos y creencias falsas durante el embarazo que os quiero comentar.

Sin embargo, en ocasiones, las embarazadas al desconocer si son verdaderos o no acaban cometiendo ciertos errores o privándose de hacer ciertas cosas cuando realmente no son perjudiciales ni para ella ni para el bebé. Por ello, es importante que se descubran y se conozcan para no alimentar más estas creencias, algunas tradicionales, pero que no tienen ninguna base científica.

Pregnancy-

Empecemos por algunas que están bastante extendidas, como por ejemplo que si cruzas las piernas durante los meses de embarazo, hay mayor riesgo de que el pequeño se coloque mal de cara al parto o de que se le lie el cordón en el cuello.

O que si una embarazada se cae hacia adelante, es porque va a tener una niña, y al revés que se trata de un niño e incluso otras creencias como que si una mujer embarazada es madrina en un bautizo aumentan los riesgos de sufrir un aborto. Todos y cada uno de ellos son falsos pero, ¿cuántas veces los has escuchado decir o comentar?

mitosycreencias2

Además hay otros mitos y creencias falsas durante el embarazo, que ya se pueden considerar clásicos, como el de “ahora es necesario que comas por dos”. Aunque es cierto que deberás alimentarte bien, ya que, en tu interior está creciendo un pequeñajo, esto se traduce en seguir una dieta equilibrada, sana y variada sin sobrepasarte, ya que, según los especialistas es importante que la mujer no gane más de un kilo por mes, puesto que la obesidad puede ser un problema importante durante el embarazo.

Otro mito falso pero también muy extendido y común es el de que mantener relaciones sexuales durante el embarazo puede dañar a tu bebé. Totalmente incierto.

complices.jpg

 

De hecho, se recomiendan para que la mujer a nivel psicológico se encuentre mejor, lo que a su vez influye en el pequeño. Aun así, es cierto que sí hay ciertos casos en los que tu médico puede considerar que no las mantengas, pero sólo en aquellos casos concretos en que la mujer, durante los primeros meses, haya tenido sangrados o riesgo de aborto, entre otros motivos. También, si en la recta final del embarazo, en torno a las dos últimas semanas, la mujer ya ha expulsado el tapón mucoso, sí que se recomienda no tener relaciones sexuales para que no haya riesgo de infección. Sin embargo, si tu embarazo no cuenta con riesgos, puedes disfrutar de ellas, será una forma de sentirte querida y amada por tu pareja.

También hay cierta tendencia a pensar que si la mujer tiene la barriga grande, tendrá un bebé grande también y…craso error. Y es que, aunque sí que es un pensamiento lógico, en ocasiones se debe a que durante el embarazo la mujer ha ganado más peso del que debiera y por ello, es necesario que sea su médico el que le indique si realmente el pequeño es grande o este aumento de volumen abdominal se debe a un abuso de alimentos con demasiada grasa.

mitosycreencias3

La luna es protagonista de otro de los mitos que existen en torno a la gestación. Es muy antiguo y más allá de esta creencia tradicional, no hay una explicación científica que justifique que si hay luna llena, se va a producir el parto. Lo mejor es que prestes atención a tu cuerpo, a tus contracciones y no te dejes llevar por historias o leyendas.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Google+… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.