Música, una gran aliada en el desarrollo del bebé

Ni mi mujer ni yo sabemos sobre música. Pero sí nos gusta mucho a ambos. Entendemos la vida de otro modo con música que sin ella.

música en los niños

Tal vez por eso hemos querido introducirle a nuestro hijo desde bien pequeño la música como algo habitual en el día a día. Al principio, le cantábamos las canciones tradicionales de siempre para que se durmiera. Pasamos después a inventarnos nuestras propias canciones en las que aparecían verbos claves que describieran lo que hacíamos en ese momento y su nombre para que se viera involucrado en el juego. Así entendíamos que le sería más fácil identificar cuando dormir o cuando jugar, por ejemplo. Tampoco somos una excepción porque le hemos hecho seguidor de los “cantajuegos”, canciones infantiles acompañadas de bailes y mímica que captan su atención.

Tanto que ya incluso se anticipa a alguna canción y empieza a hacer los gestos que se representan en la misma. Esta es una de las consecuencias (felices consecuencias) de la exposición del niño a la música. La captación de información se hace más sencilla.

música en los pequeñosmúsica en los pequeños

Pero no sólo se consigue eso con la música.

Sus niveles de estrés se reducen; las capacidades de concentración y de creatividad aumentan; el ritmo de la música favorece el equilibrio psicomotor y cuando comienzan a andar lo hacen de mejor manera; estimula la comunicación lingüística por las conexiones cerebrales que favorece; y, por supuesto, fortalece los lazos con los padres, que son el vehículo de la música para el bebé.

En definitiva, sin saberlo, exponiendo a nuestro pequeño a la música desde que nació, le estamos proporcionando una serie de hábitos positivos que le van a ayudar en su crecimiento equilibrado y armónico (y nunca mejor dicho…).

música beneficiosa para los peques

La única pega es que podríamos haber empezado en el embarazo porque a partir de los cuatro meses de embarazo se les pueden poner melodías suaves. Eso sí, hay que tener cierto cuidado en el tipo de música que se le pone en función del momento. No es lo mismo de recién nacido que a los siete meses ni de noche (música más pausada) que de día (donde asociar una música movida con su propio movimiento puede ser muy saludable).

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)
 

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.