NAUSEAS Y VÓMITOS EN EL EMBARAZO (segunda parte)

CON NÁUSEAS, ¿DEBO ACUDIR AL MÉDICO O AL HOSPITAL?

Las náuseas en muy pocos casos se agravan (entre un 0.5-2% de ellos), provocando vómitos intensos, pérdida de peso llamativa, deshidratación, taquicardia y cambios en el metabolismo. En estos casos se habla de HIPEREMESIS GRAVÍDICA, que sería un problema a tratar por especialistas, por provocar complicaciones en la madre y en el feto.

Si no se encuentra en esta situación (que no es muy común)  los remedios disponibles van paliando las nauseas y los vómitos, y se encuentra por lo demás en buen estado general, no tiene que acudir al servicio sanitario.

¿AFECTAN AL BEBÉ?

Las náuseas del embarazo no afectan al bebé a menos que se pierda mucho peso, como sucede con el vómito intenso o la Hiperémesis gravídica de la que se habla más arriba. La pérdida de peso leve durante el primer trimestre no es rara cuando las mujeres tienen síntomas moderados y no es dañino para el bebé.

¿CÓMO PUEDO TRATARLOS?

Hay varias medidas no farmacológicas con las que contamos antes de acudir a la medicación:

-          Antes de levantarse  de la cama por la mañana, tomar algo con hidratos, unas galletas por ejemplo, y tras pasar unos 10 minutos, incorporarse para empezar el día.

-          Evitar las comidas con muy alto contenido en grasas o muy picantes.

-          Comidas poco copiosas y varias veces al día.

-          Tomar un tentempié un rato antes de acostarse para no pasar muchas horas sin consumir nada mientras duermes, evitando hipoglucemias al despertarse.

-          Tomar alimentos con alto contenido en proteínas.

-          Añadir a la dieta alimentos y sucedáneos de Jengibre, como galletitas o tés.

-          Corta un limón a la mitad y exprímelo en un vaso de agua fría. Agrégale azúcar o agua, según preferencia, y bebe este preparado cada 2 o 3 horas.

-          Tomar mejor alimentos sólidos que líquidos.

-          Beber bebidas isotónicas.

-          Echar en la ensalada o en algún plato de comida, unas pocas pipas peladas, o comer algunas solas durante el día.

Si a pesar de estas medidas continuas con las nauseas o los vómitos, consulta a la matrona o médico de tu centro de salud para iniciar tratamiento farmacológico como doxilamina, metoclopramida, compuestos de vitamina 6, o corticoides entre otros.

avatar
Esta entrada fue publicada en Embarazo, Salud. Guarda el enlace permanente.