Niños pequeños, problemas pequeños; niños grandes, problemas grandes

Esta frase, “Niños pequeños, problemas pequeños; niños grandes, problemas grandes”, me la dijo uno de mis hermanos el otro día a cuento de un comentario mío sobre las cosas que ya hace mi hijo.

niños pequeñosniños grandes, problemas más grandes

Porque resulta que, a medida que los niños crecen, se mueven más; y si se mueven más, llegan a más sitios; y si llegan a más sitios, están más expuestos a peligros.

Mi hermano sabía bien de lo que hablaba: tiene una hija de catorce y su preocupación es que no le mande un whatssapp a tiempo. El caso es que me hizo recapacitar y echar la vista atrás sobre los trece meses de vida de mi niño. Cuando apenas tenía días, nos preocupaba que tomara el pecho lo suficiente y, sobre todo, que no hubiera ningún percance mientras dormía.

niños pequeños y crecimiento

Con pocos meses, como no se movía más que en el sitio donde le dejaras, la preocupación era dejarle las suficientes cosas en el cuco o en la cuna para que se entretuviera. Cuando empezó a arrastrarse por el suelo, nos daba quebraderos de cabeza que, en algún giro brusco que hiciera, se diera con algo. Pero su velocidad era tan limitada que el control era sencillo, bastaba con estar a su lado y nada pasaría. Con el gateo vino tener que ejercitar algo más. Más reflejos, peores posturas… comenzaba la diversión.

Porque, ya os daréis cuenta, vuestros hijos, en cuanto vean que tiene más autonomía, irán exactamente a los sitios que les has dicho que no pueden ir o a por las cosas que no pueden tocar. En ocasiones, ambas circunstancias, coinciden, para más INRI.

Nuestro pequeño no era una excepción. Enchufes, esquinas, escaleras, el cristal de la chimenea… vamos, ni que quisiera prepararse para deportes de riesgo desde pequeñito.

niños pequeños

Ahora que anda y que sigue con pasión por los lugares difíciles, mira las escaleras como un reto. Y es en este momento en el que nos vamos a hacer con barreras para evitar sustos innecesarios. Aunque, me temo, a medida que crezca más, esos sustos serán inevitables.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…
 

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.