Niños Tímidos: ¿Qué hago para mi Pequeño se Relacione con los Demás?

Algunas mamás se agobian cuando llegan a una fiesta de cumpleaños, están en una reunión familiar o de amigos y observan que su pequeño no se separa de sus faldas, es decir, que no habla con otros niños, que no se relaciona. Y es que, algunos niños tímidos lo son tanto que no consiguen hacer amigos en estas situaciones y en algunos casos, ni siquiera pueden separarse de sus papás.

niños tímidos

Ante ello, hay padres que no saben cómo actuar, qué hacer o decirle a su pequeño para que sea capaz de relacionarse con los demás, dejando a un lado su timidez. Sin embargo, tenéis que tener paciencia y ante todo, no agobiar al niño ni ridiculizarlo diciéndole cosas del tipo, “eres muy raro porque los demás pequeños juegan juntos y tu no” o “venga, vete a jugar con otros niños y no seas así”. Es fundamental que el niño se sienta comprendido y apoyado y que, en vez de decirle este tipo de comentarios, sus padres le animen a pasárselo bien, le expliquen que si se abre a los demás podrá disfrutar de buenos momentos y que con otros niños, podrá jugar y reírse, en definitiva, pasarlo en grande.

De este modo, los padres deberán observar los comportamientos del niño desde que es pequeño para poder ayudarle a ser menos introvertido. Por ejemplo, una buena alternativa para niños tímidos puede ser inscribirlos en actividades extraescolares, por ejemplo, grupales, para que aprendan a relacionarse con otros pequeños, a trabajar en grupo. Aunque al principio le costará, poco a poco irá relajándose y acabará divirtiéndose.

niños tímidos

Si no sabéis por cuál decantaros, es importante destacar que las actividades musicales ayudan especialmente en estas cuestiones. Si toca un instrumento, el hecho de que tenga que coordinarse con otros compañeros o incluso si se trata de un coro, el hecho de cantar en grupo, puede ser útil para que el pequeño vaya perdiendo la vergüenza.

También podéis organizar una tarde de juegos en casa, ya sea con familiares, por ejemplo, primos del mismo rango de edad, o con algunos compañeros del colegio. En ocasiones, es mejor incluso darle la sorpresa al niño, ya que si se le comenta este plan con antelación puede ponerse más nervioso.

niños tímidosOtra opción puede ser que esos compañeros vengan a casa para que se ayuden los unos a los otros con las tareas escolares. De este modo, el pequeño irá hablando más e interactuando con los otros niños.

El hecho de que existan esas tomas de contacto en su territorio, por decirlo de algún modo, es decir, en su casa, hará que el niño cuando llegue al colegio sienta más confianza, aumente su seguridad en sí mismo. Ante todo, es importante que si los padres organizan este tipo de reuniones, delante de los otros pequeños no insistan a su hijo para que hable o cuente algo, deberán dejar que él poco a poco vaya sintiéndose cómodo. Que se sienta seguro de sí mismo será la clave para abrirse a los demás.

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.