¡Nos vamos a la nieve con los más pequeños! Consejos para estar preparados

Con la llegada del frío y de la nieve, la opción de pasar un día con los niños en este entorno tan especial, resulta muy divertida, tanto para los pequeños como para los mayores. Y es que, aunque no vayáis a practicar ningún deporte, hay que seguir una serie de recomendaciones para que los pequeños disfruten de estas jornadas sin ningún problema.nieveniños2

Se recomienda ir con los peques a la nieve a partir de que cumplan los cuatro añitos, ya que será entonces cuando puedan disfrutar al máximo de los juegos en la nieve, tirar bolas, hacer muñecos… ya tienen mayor autonomía, andan y corren bien… Aunque puedes ir con ellos cuando sean más pequeños, lo cierto es que tendrás que estar más pendiente y ayudarle en todo, ya que, pueden caerse con facilidad o cansarse antes.

Por otro lado, el frio es uno de los principales inconvenientes, pero sin duda, podréis hacerle frente sin problema. Lo mejor es que elijáis un día, en el que no haya demasiado viento y esté soleado, ya que, así no habrá esa sensación de humedad. Es importante que los pequeños no se acatarren o resfríen, por ello, tendremos que buscar una ropa adecuada para ellos. La cuestión no es que vayan tan abrigados que acaben por sudar demasiado, sino elegir prendas que sean transpirables. Si el sudor se les seca tras el ejercicio, será entonces cuando puedan pillar un buen catarro.

nieveniños4

Primero, deberán llevar una camiseta interior preferiblemente de algodón y en cuanto a los pies, lo mejor es que se coloquen unos calcetines de lana. Encima podrán llevar, camisetas de manga larga y jersey, que no sean excesivamente gruesos y preferiblemente de cuello alto, ya que, aunque luego se coloquen una bufanda, llevarán mejor tapada la zona de la garganta. Es una zona muy sensible al frío.

En cuanto a los pantalones existen en el mercado algunos que son especiales para la nieve, aun así, sólo será necesario que sean impermeables para que no se calen cuando los peques se revuelquen por la nieve o caigan y también que tengan en la parte del tobillo un elástico para que se ajuste ahí y no haya posibilidad de que les entre agua y se mojen. El abrigo también debe ser impermeable y, aunque existen muchísimas opciones en el mercado, es importante que les quede bien, ni grande ni pequeño, ya que, no pararán de moverse y deben sentirse cómodos y no agobiados con el anorak.

En los pies, aunque a veces se opta por las botas de agua, lo cierto es que al tener la suela de goma, es fácil que pase el frío. Por ello, lo mejor será que se pongan unas con una suela gruesa, para que así no se les enfríen los pies.

A pesar de que hay cierta tendencia a pensar que sólo debemos protegernos del sol en la playa, lo cierto es que en la nieve es igual de importante. Por ello, no olvides ponerle a tus pequeños un protector solar de factor elevado, al menos del 30, y en gran cantidad, sobre todo en la carita. No sólo cuando llegues, sino una media hora antes e ir renovándolo varias veces, dependiendo del factor que utilices. Para que no se reseque y agrieten sus carrillos, la nariz y especialmente también los labios, será muy útil ponerles vaselina, así estarán hidratados.nieveniños1

Si cuando volvamos a casa, los pequeños llegan con la carita algo colorada del sol, no te olvides de aplicarles aftersun, les refrescará y calmará la irritación.

Por último, protege sus ojos de los rayos solares que tienen muchísima intensidad en la nieve. Es fundamental que lleven gafas de sol específicas para este entorno y por supuesto homologadas.

¿Verdad que es útil? Compártelo en Facebook, a tus amigos les gustará ;)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.