Otra técnica para aumentar los buenos comportamientos de nuestros hijos

TÉCNICA 1: ECONOMIA DE FICHAS O PUNTOS 

¿En qué consiste?

Es un programa a través del cual el niño con la realización de buenas conductas puede ganar fichas o puntos, que posteriormente canjeará por premios.

Pasos a seguir: 

Primero deberemos seleccionar la conducta que queremos modificar  y hacer un listado con cosas que le gustan al niño. Para esto podemos pedirle que lo haga con nosotros. Por ejemplo: “Sandra es muy desordenada y queremos que se acostumbre a tener su habitación recogida, es decir los libros en la mochila cuando acabe los deberes, la ropa sucia en el cesto del cuarto de baño, y los juegos en su cesto correspondiente”. A Sandra, le gusta ver la tv, escuchar música en la DSi, y salir a pasear por las tardes con su tía.”

Segundo deberemos elegir la forma en que Sandra va a obtener los puntos y a qué van a equivaler. Tanto una cosa como la otra deberán

niño preparando la mochila

estar especificados desde el principio y anotado en una cartulina.                

 

Por ejemplo:

 ¿Qué gano? Si…

Nada tirado por el suelo: 1 punto.

economia_de_fichas

Cama

hecha: 1 punto.

Mesa ordenada: 1 punto

 

Libros en la mochila metidos: 1 punto

Ropa metida en el cesto: 1 punto.

¿A qué equivalen?

Media hora de T.V: 4 puntos

Salir a Pasear con la tía: 6 puntos,

Escuchar música en la DSi: 10 puntos.

Se hace el recuento y se le dice: “En total has conseguido… por lo tanto puedes canjearlo… y se le da el premio que haya ganado en ese momento

“Por ejemplo: En total Sandra tienes 4 puntos que se pueden canjear por media hora de T.V ya que era lo acordado.” 

Importante para que funcione: 

Es necesario tenerlo todo por escrito, tanto as normas como los puntos que se vayan obteniendo. 

Es fundamental ser responsables por las dos partes, tanto los padres como los niños deben cumplir las normas, sino no funcionará.orden 

Se debe modificar el programa si surge alguna dificultad. No dudaremos en cambiar alguna parte si vemos que nos resulta difícil llevarlo a cabo, siempre y cuando, estos cambios, se consulten con el niño. 

Una vez que se consigue la meta. Cuando el niño consiga realizar la conducta deseada, el programa puede interrumpirse progresivamente. Es aconsejable que, durante y después del procedimiento, siempre se refuerce verbalmente al niño, no sólo con premios. “Qué bien hija, me siento orgullosa de ti, muy bien” 

No olvidemos…

Es conveniente, cuando se aplican puntos o fichas, ir cambiando el valor de las mismas a medida que avanza el aprendizaje de la conducta. Al principio las fichas deben valer mucho para que con pocas fichas el sujeto pueda obtener mucho refuerzo; a media que el programa avanza, las fichas deben valer menos, para que el niño tenga que conseguir más fichas para obtener el reforzador.

  

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Educación. Guarda el enlace permanente.