Padres primerizos: por sus actos los conoceréis

Somos padres primerizos, y a mucha honra. Siempre hay un momento para todo, ¿no? Y me cansan,  y mucho, los típicos comentarios del estilo:

  • ¡Uy, chica, os queda mucha mili! Si empezáis así, verás cuando tenga 15 años…
  • ¿No seréis de los que ven la tele con el volumen quitado, no?
  • ¿Cómo? ¿Fuisteis a urgencias solo porque tenía 40 de fiebre?
  • ¡Anda, quita, lo hago yo! ¡Cómo se nota que sois primerizos!

Pues sí, ¿y qué? A ver si con el carnet de padres te dan también un libro de instrucciones y nosotros somos los únicos que no estuvimos el día del reparto. ;)

Por eso hoy quiero escribir un post divertido acerca de las cosas que hacemos los padres primerizos y que pueden resultar de risa para el resto de la humanidad, con o sin descendencia. Para reivindicar nuestro derecho a hacer las cosas como nos dé la real gana. Porque, para todo, siempre hay una primera vez. ;)

Padres primerizos

4 cosas que definen a los padres primerizos

Forma de empujar el cochecito

Durante las primeras semanas o incluso meses, empujar el cochecito del bebé se convierte en una tarea de alta precisión, difícilmente combinable con nada más. Tu objetivo es llegar sanos y salvos a tu destino sin que nada se cruce en tu camino, para no despertar a la criatura que va plácidamente durmiendo en su interior.

A los seis meses lo manejas con una mano mientras con la otra sujetas el móvil, tomas las curvas cerradas y te tragas algún bordillo, causando a tu hijo la carcajada más sonora de toda su infancia. No, si va a resultar que ser padres primerizos es un trabajo de alto riesgo…, para los bebés. ;)

Vestimenta y peinado políticamente incorrectos

Los ves venir por la calle, a lo lejos, y piensas: son padres primerizos. ¡No hay duda! Pelo peinado en 2 segundos en el ascensor, coleta en el caso de ella, vaqueros, zapatillas, camiseta de andar por casa con manchas de leche… ¿Por qué esas pintas? Yo te lo diré: no hay tiempo. Con preparar al bebé para salir a la calle, tarea que suele implicar un tiempo estimado de entre 1 y 2 horas, tienes bastante. Porque como quieras acicalarte te cierran la panadería.

Lucen unas ojeras perfectas

Las ojeras, identificativas de los padres primerizos. Y quien diga lo contrario, miente. La expresión dormir como un bebé la debió de acuñar alguien que no había visto a un recién nacido ni en pintura. Porque no me vais a decir que lo de dormir 3 horas de media al día, y encima no seguidas, te permite lucir una mirada de escándalo. ¡Ni el Photoshop lo arregla!

Hablan bajito

Sí, vale, aceptamos barco. Los padres primerizos hablamos bajito cuando nuestro bebé está dormido. Y cuando no, también. Es de formación profesional. ;) Porque con lo que cuesta a veces que cierren el ojo, a ver quién se la juega. ¡Yo no!

¿Os habéis sentido identificados con estas 4 cosas definitorias de los padres primerizos? Pues mañana, más. Esto no ha hecho más que empezar.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

 

 

 

 

 

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.