Pañales para bebés, un pañal para cada edad

Pañales para bebés: un compañero indispensable.

Antes de que naciera nuestro hijo, mi contacto con todo lo relacionado con los bebés era prácticamente nulo. Salvo en casos contadísimos, no había tenido trato conpañales niños tan pequeños más allá de las típicas visitas a familiares o amigos, situaciones de exigencia muy baja en cuanto al cuidado de un ser tan diminuto se refiere.

Y formando parte de mi ignorancia se encontraban también, ¿cómo no?, los pañales para bebés.

Podréis decir que, bueno, un pañal lo conoce todo el mundo. Los hemos visto mil veces, en la vida real, en la tele, ponerlos, quitarlos… No tienen complicación alguna, pensaréis los que aún no habéis tenido la necesidad de enfrentaros a la compra del primer pañal.

¡¡¡Ay, ilusos!!!

La teoría es fácil. Cada pañal va con una edad o un peso. Pero ahí tenemos ya alguna diferencia porque hay pesos de bebés que no se corresponden exactamente con la edad que se supone que debería tener si van a usar un determinado pañal. En ese caso, es mejor guiarse por el peso indicado en el paquete de pañales.

pañal

Al menos, los fabricantes codifican los “niveles” con números, del 1 al 6. ¡Anda, que si empezaran a codificarlos como hacen las compañías de telefonía con sus tarifas menudo lío para unos padres primerizos!

Cuando te crees que ya lo tienes dominado, sabes lo que pesa tu bebé, su edad, coges un pañal del grupo X. Se lo pones y te puedes encontrar con varias situaciones.

  • Tu niño hace más pis de lo que soporta el pañal y lo mismo tienes que buscar uno del mismo nivel pero más absorbente.
  • El pañal le abarca bien pero le aprieta la cintura. A buscar un grupo superior.
  •  El pañal le hace marcas en los muslos. Idem de lienzo.

Y luego está lo de dar con la marca. Como en todo lo relacionado con bebés, hay miles. Todas las marcas de pañales para bebés son muy buenas, faltaría más, pero es que la piel de cada niño es muy especial, sus hechuras son particulares, al igual que su forma de moverse o de colocarse (lo que puede hacer que se “salga” lo que va dejando en el pañal y, además, podrán generarse más o menos rozaduras) con lo que, una vez determinado el grupo ideal (en cuanto a peso/edad/anchuras varias) hay que seleccionar aquel pañal con el que el niño, en definitiva, esté cómodo porque, aunque similares, la forma de cada pañal difiere según el fabricante.

diapers

No os preocupéis, se nota cuando el bebé está o no cómodo con el pañal. Si no se queja él ya lo hace su piel.

Como veis, este asunto de los pañales no es baladí. ¡Y son tan importantes, además! Porque, una cosa os digo: ¡¡¡No se os olvide jamás llevar recambios, vayáis donde vayáis, que las necesidades de vuestro bebé son impredecibles!!!

 père bébé

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.