Papilla de Frutas, ¿Cómo se prepara?

Papilla de Frutas : Alimentación Complementaria

Sobre los cinco meses de nuestro hijo, estaba previsto que empezásemos a darle fruta en forma de papilla.muchas frutass

Tanto mi mujer como yo estábamos con unas ganas enormes de que llegara ese momento. Primero, por verle probar alimentos nuevos y ver su reacción (siempre se aprende y se disfruta de las reacciones de nuestros hijos, que andan descubriendo el mundo en cada mínimo detalle) y, segundo, para vivir en primera persona la odisea de darle de comer con cuchara.

En ninguno de los dos casos nuestras expectativas se vieron defraudadas. Las caras del niño ante el primer contacto con la papilla de frutas, cómo se tiraba en busca de la cuchara a partir de la segunda cucharada o verle experimentar cómo se traga algo de una consistencia distinta a la leche o cómo dejaba escapar la papilla sobrante por la boquita han sido escenas de una película de lo más divertida y enriquecedora en lo que llevamos en el papel de padres.

frutas

Si hablamos de la parte práctica, hay que decir que la papilla de frutas suelen incluir, al principio, frutas que tengan pocas posibilidades de producir alergias: pera, manzana y plátano, con el jugo de una naranja. Frutas como la fresa o la frambuesa tienen más posibilidades de producir alergias. En el caso de la pera, el pediatra nos recomendó la “Conferencia”. Estas frutas le van a dar el aporte de azúcares (además, la fructosa, de los azúcares más saludables), nutrientes, vitaminas y fibra.pera conferencia

Para que el bebé acepte bien la papilla de frutas, las piezas tendrían que estar lo más maduras posibles. Por propia experiencia, esto es fácil de conseguir con los plátanos. Basta con dejarlos fuera del frigorífico para que se ablanden en poco tiempo. Lamentablemente, no pasa lo mismo con las peras y las manzanas que venden ahora. No sé qué las echarán pero tardan muchísimo en madurar.

No es un problema insalvable, no dejéis de hacerle la papilla a vuestro hijo porque la fruta no esté del todo madura, pero si lo está estará más dulce y habrá menos posibilidades de que no se la coma.

A la papilla, de todos modos, se le añade algún cazo de cereales cuyo saber ya conocen y ayuda a que lo acepten mejor. Además, le da consistencia.

Hacer la papilla es de lo más sencillo. ¡La hago hasta yo!

papilla frutas

En el vaso de la trituradora, se tritura con un poco de jugo de naranja, las frutas que se le vayan a dar (no doy proporciones porque nuestro pediatra nos recomendó media pieza de fruta en cada papilla y nosotros echamos un cuarto y le sobra papilla así que tendréis que probar con vuestros hijos) y se acaba echando los cereales y si queda muy espeso se añade más jugo de naranja.

Está buenísimo, os lo puedo asegurar, que nosotros, como buenos catadores, lo probamos todo. Es fundamental para poder “vendérselo” bien a nuestro niño.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Google+… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.