¿Para Qué Me Ayudará hacer Pilates durante el Embarazo?

PILATES  EMBARAZO

¿Me ayudará hacer Pilates durante el embarazo?

Los ejercicios de pilates están enfocados principalmente en ejercitar los músculos del abdomen y de la pelvis. Estos músculos pueden debilitarse durante el embarazo, por el peso del útero y el bebé o por los pujos durante el expulsivo. Por lo tanto el Pilates es ideal durante el embarazo. Además muchos de los ejercicios que se realizan se hacen en posturas de rodillas o a cuatro patas, que vienen muy bien porque elimina tensión de la pelvis y del embarazo. En algunos casos incluso puede ayudar a que el bebé se coloque de cabecita si está puesto de culete.

Fortalece la espalda y enseña a mejorar las posturas que cogemos diariamente en el trabajo o haciendo tareas de casa, para favorecer una buena ergonomía del cuerpo y menos dolores de espalda, o cervicales. 

pregnancy_pilates

Otros beneficios que te aporta son: 

  • Previene la diástasis abdominal ( la separación de los músculos rectos del abdomen)
  • Prepara a las extremidades inferiores y al suelo pélvico para soportar el aumento del peso del abdomen, fortaleciéndolos.
  • Ayuda a preparar al cuerpo para el periodo de lactancia y cuidado del bebé, ayudando a adoptar buenas posturas para todo ello.
  • Ayuda a mantenerte durante el embarazo y prepararte para el postparto.
  • Te sentirás más relajada después de cada sesión.
  • Además de lo físico, la idea de su práctica te devuelve una imagen mejor de ti misma.
  • Aumenta la flexibilidad, coordinación, respiración (muy importante para el parto) y concentración.
  • Ayuda a aliviar algunas molestias típicas del embarazo como dolores de espalda, lumbago, edemas, estreñimiento, calambres y varices.
  • Por tanto, Pilates es una actividad que une cuerpo y mente aportando así múltiples beneficios que te ayudarán durante esta etapa de ilusión y espera.

Por lo tanto el pilates es un ejercicio muy recomendable durante el embarazo.

pelota pilates

Pero…¿cuándo empezar a hacerlo?

Se recomienda comenzar con las clases a partir de la semana 12-14 de embarazo, cuando ya han pasado esos primeros 3 meses de mayor riesgo.

A pesar de poder realizarse Pilates sin ningún problema durante el embarazo, hay circunstancias que no lo hacen muy recomendable como pueden ser: rotura prematura de bolsa, incompetencia cervical con o sin cerclaje, abortos repetidos, sangrado, hipertensión, placenta previa o enfermedad cardíaca entre otras.

Siempre que tengas dudas, háblalo con tu médico o matrona para que te guíe y te de “el visto bueno” o por el contrario te recomiende no realizar ejercicios de Pilates.

podmain

 

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Post Parto y etiquetada . Guarda el enlace permanente.