Piscina especial para bebés

Estaba buscando información sobre una piscina especial para bebés a la que llevé a mi primera hija con 4 meses que es cuando decían ya podían empezar. No la encuentro…sé que la trasladaron pero no creo que la hayan cerrado…natacion

La piscina especial para bebés en cuestión trataba el agua sin utilizar cloro y estaba a una temperatura de 34º además de contar con muchas ventajas que facilitaban la tarea de ir con un bebé como bañeras y cambiadores para cada familia nada más salir de la piscina o parques en los baños donde se ducha el adulto.

En estos cursos para bebés tan pequeños podían ir los dos progenitores y a la vez que escuchábamos canciones como “Trepsi el payaso” jugábamos e íbamos haciendo ejercicios con los peques. El tiempo máximo de la clase era de media hora y tenía lugar una vez a la semana. Nosotros íbamos los sábados y hacíamos no pocos kilómetros para llegar, calculando que la niña hubiera dormido y no tuviera sueño para que estuviera al 100% en la clase.

Antes de dar este paso había leído el libro de “Bebés al agua” que explica el método Lenoarmi e incluso había visitado la piscina Lenoarmi de Barcelona, donde han ido los hijos de la infanta Cristina.matronatacion

Del libro que explica el método Lenoarmi recuerdo que es beneficioso que el bebé sienta la libertad del agua en la misma bañera de casa, y es por eso que ahora con mi segundo hijo ya lo hago así.

Le lleno nuestra bañera cuatro dedos, lo suficiente para que sienta el agua pero para que pueda tumbarlo sin que le llegue a la cara. Como las bañeras suelen tener más profundidad para que el agua vierta hacia el desagüe en esta parte le pongo los pies. Y sólo hay que vigilar, porque por instinto, cuando giran la cabeza aprenden por sí mismos a girarla de nuevo y a experimentar. Y le encanta, todo irá en función del niño, como siempre.natacion-para-bebes

Y buscando la piscina que os comento me encuentro con una noticia del Diario El Mundo en la que explican que Bélgica desaconseja la natación para los menores de un año por las posibles infecciones y el riesgo de asma.

Los expertos indican que hasta los doce meses los pulmones son todavía inmaduros y más propensos a ser expuestos a los microorganismos que pueden existir en las piscinas. Además indican que la matronatación no tiene sentido hasta los tres o cuatro años que es cuando adquieren al 100% la capacidad de coordinación (el método Lenoarmi lo que pretende es que el niño aprenda a flotar, no a nadar, para que en caso de caer por accidente a una piscina pueda sobrevivir). Aquí tenéis la notícia completa:

newspaper_icon

 

 

Para finalizar os dejo con este impactante vídeo en el que un bebé que cae a la piscina consigue mantenerse a flote.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.