Sistemas seguros para nadar en la piscina o playa

Hace unos días que circula por Internet el vídeo de unos niños en una piscina en la que uno de ellos, al que han ataviado con un aparatoso chaleco además de un flotador, vuelca y no puede levantar la cabeza hasta que es ayudado por una niña mayor que él.

En primer lugar debemos ser responsables y tener en cuenta que los flotadores o cualquier sistema de seguridad infantil para la piscina no debe sustituir nunca la vigilancia de un adulto.

Un niño o niña que no sabe nadar y defenderse en el agua no debe quedarse nunca solo, siempre debe tener cerca un adulto que le pueda echar una mano si lo necesita.

De la misma forma que no dejamos a nuestros niños/as en la bañera sin la supervisión de un adulto, no debemos hacerlo en la piscina, por mucho manguito, flotador, burbuja o chaleco que le podamos poner.

playa y piscina para bebés

En segundo lugar hay que ser cautos con los sistemas de seguridad que les proporcionamos en la piscina  ya que deberán ser homologados y acorde a la edad y peso del niño o niña.

Por mi experiencia, los manguitos son una buena solución, pero hasta que el niño aprende a manejarse un poco se debe colocar también una burbuja en la espalda, que ayudará a que no se vaya hacia delante. Así aprendió mi hija a mantenerse por sí sola. A medida que fue cogiendo soltura, le quitamos la burbuja e iba sólo con los manguitos. Los flotadores no me han acabado de convencer nunca y los chalecos tampoco, porque muchas veces el bebé se va hacia abajo y el flotador sube hacia arriba…Y además, los flotadores para bebés suelen llegar una braguita para que se quede suspendido, que puede resultar bastante incómoda para los niños, sobre todo si te gusta bañarlos sin pañal.

Os dejo con este vídeo de una excelente nadadora bebé:

¡Buen trabajo pequeña!

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.