Poner pendientes al bebé, he decidido no ponerle pendientes a mi bebé

Poner pendientes al bebé: ¿glamour o ablación de occidente?

Cuando nació mi primera hija ya tenía más que pensado no ponerle pendientes.

baby girl

A mí particularmente no es que no me gusten, pero más que en las orejas prefiero por ejemplo uno discreto en la nariz. De hecho, yo no llevo pendientes porque me los hicieron tan bajos que según qué pendiente no queda ni bien y me molestan mucho para dormir cuando apoyo la cabeza en la almohada. Tampoco llevo porque me da miedo que si me pongo unos pendientes pesados se pueda desgarrar el lóbulo.

El de la nariz es el que sigue conmigo desde los diecinueve años que me lo traje recuerdo de un viaje a Italia.

El hacer o no los agujeros para poner pendientes al bebé me parece que es una decisión que debería tomar la propia persona y no que se la impongan, fuera aPendientes-Bebes- parte del dolor que pueda sentir o no la recién nacida. Y además no entiendo porqué la prisa de ponerle pendientes a una bebé recién salida del vientre de su madre. Entiendo la prisa por ponerla al pecho para que lo estimule y establezca un bonito vínculo con la persona que le ha dado la vida y la ha llevado consigo nueve meses y entiendo la prisa por cambiarle el pañal si lo tiene sucio…

El hecho de poner pendientes al bebé o no es una cosa que puede decidir la propia niña cuando sea un poco más grandecita por ella sola si quiere acarrear con el mal trago de hacerse los agujeros para lucir luego sus bonitas perlas o lo que le plazca.

Sinceramente a mí no me parecen feos, todo lo contrario, no tengo nada en contra de orejalos pendientes, sólo que no me parecen cómodos y sobretodo lo que me parece importantísimo es respetar la decisión de la propia niña por encima de todas las cosas.

Otro aspecto que deberíamos tener en cuenta son la cantidad de puntos
importantes que existen en la oreja en relación a la acupuntura. Son más de 120 puntos los que se asocian a diferentes partes del cuerpo siendo el del lóbulo el que corresponde a la cabeza.

El día que mi hija quiera hacerse los agujeros la acompañaré gustosamente y llamaremos a su iaia para que le compre los pendientes más bonitos del mundo mundial.

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.