Preparación al Parto: Canastilla

El pasado miércoles Baby Moon estuvo hablando sobre cómo preparar la canastilla para el bebé recién nacido en los cursos de preparación al parto que imparte nuestra amiga y matrona Isabel. Las mamás, ya bastante avanzadas en su gestación, y algunos papás que también estaban en clase, nos escucharon atentamente para no perderse ni un detalle de lo que hay que tener preparado para la llegada del bebé.

A modo de resumen, voy a contaros las cosas que, desde nuestro punto de vista tienen que formar parte de la canastilla del bebé para el hospital. Aunque ya sabéis que es todo orientativo y que  cada uno debe ajustarse a sus necesidades y a sus posibilidades: canastilla

-Bolsa: lo ideal es tener una bolsa para poder llevar en ella todas las cositas del bebé. La mayoría suelen incorporar un vestidor y, muchas veces, podemos incluso usar la que viene con el carrito.

-Vestidor: Os puede parecer que no es algo útil, pero es una medida de higiene de cara al bebé. Cuando vayamos a cambiar al bebé en el hospital, la mayoría de las veces lo haremos sobre la cama, donde muchas personas se sientan cuando vienen de visita. Si utilizamos un vestidor, protegeremos al bebé de los posibles “gérmenes” que puedan traer estar personas de la calle.

-Arrullos/toquilla: En realidad los arrullos y las toquillas sirven para lo mismo, sólo que  las toquillas son de aire más clásico. Lo ideal es llevar un par, pues los arrullos nos servirán para coger al bebé y protegerle del roce con la ropa, incluso con la nuestra, cuando vamos a darle de mamar. También nos sirven para abrigarle y, como cosa excepcional, enrollado, puede servir para ponerlo en la espalda del bebé como cojín antivuelco.

canastilla   -Body de algodón: El bebé siempre debe llevar el body como primera prenda pegada al cuerpo, con el pañal, claro. Deberás tener como mínimo quita y pon pero, si puedes, tener al menos cuatro te vendrá muy bien. Procura que sean 100% algodón, para que no irriten la piel delicada del bebé, y de los que se abren por delante. No es por nada en especial, simplemente porque como los bebés “dan tanto miedo” a la hora de moverlos, te sentirás más cómoda si no tienes que meter ninguna prenda por la cabeza.

canastilla

-Gorrito y manoplas: para evitar que pierdan calor, nada más nacer, a los bebés se les pone un gorrito y unas manoplas. Cómpralos de algodón 100% y, vale con que lleves unos o dos pares. No es algo que se manche mucho.

 -Pijamas: Siempre 100% algodón y, los primeros, de manga larga, para ayudar al bebé a mantener su calor. No compres todos de la talla 0. Si tu bebé es grande te quedarás con ellos sin estrenar. Yo llevaría por lo menos tres, pero ya sabes, el mínimo, quita y pon.

-Patucos: si los pijamas o la ropita que llevas no cubre los pies del bebé, recuerda incluir en tu canastilla unos patucos o unos calcetines. Echa dos pares, por si las moscas, y procura que las gomas no aprieten mucho.

-Dos polainas de algodón: Te vendrán bien para cubrir las piernecitas a tu hijo si tiene que estar sólo con el body. Si te llevas una parte de arriba, también te valdrán para vestirle de manera muy cómoda.

canastilla-Trajecito para salir del hospital: Es el que llamamos primera puesta. Hay personas a las que les gusta sacar al bebé hecho un pincel del hospital. Pero si lo prefieres, puedes sacarle con ropa más cómoda. Cómo lo vistas dependerá de tu estilo.

canastilla-Artículos para el aseo del bebé: Si das a luz en un hospital público, te darán todo. Pero si has optado por dar a luz en un centro privado, lo más probable es que tengas que llevar pañales para tu hijo (calcula una media de 7 por día) , jabón (aunque hay quien prefiere bañarle solo con agua), crema hidratante, cepillo/peine suavecito por si hay que peinarle, esponja… Lo mejor es que preguntes en el hospital para incluir en la canastilla sólo lo que sea necesario.

-Baberos: llévate al menos un par. Cuando el bebé empieza a mamar, puede ser que desperdicie mucha leche. Así evitarás que  se moje.

-Chupetes, biberones… Dependerá de cada uno. Es algo opcional, pero no está de más saberlo. Sigue las indicaciones de la matrona o de pediatra. Si vas a dar el pecho a tu hijo, pueden no ser la mejor opción.

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.