Preparar a tu bebé para la llegada del otoño

Preparar a tu bebé para cada estación del año, con sus peculiaridades, es importantísimo para evitarle problemas en su salud, principalmente. El otoño que cavamos de iniciar es una estación en la que se producen, a priori, cambios sustanciales en comparación con el verano recién dejado atrás y hay que tener en cuenta ciertas cosas para que nuestro bebé lo pase de un modo correcto… y se prepare a su vez para la siguiente etapa, el invierno.

En primer lugar, las temperaturas son más bajas. En ocasiones, las bajadas son considerables. Y la costumbre que teníamos hasta hace poco de que fuera con una camiseta de manga corta la debemos cambiar por el uso, por ejemplo, de bodies de manga corta primero y de manga larga después, cuando el frío comience a apretar más.

preparar al niño para el otoño

Hay que desempolvar las chaquetitas y los jerseys, aunque no tengan que ser tan gruesos como los del invierno, porque nos van a hacer falta, especialmente si va a la guarde y tiene que salir temprano de casa, momento en que las temperaturas son más bajas y los resfriados pueden pillarnos de una manera más traicionera.

Como es muy posible que llueva, conviene preparar calzado apropiado para que no le entre humedad por los pies, que son una vía rápida de enfriamientos.

La piel del bes hasta hace poco de que fuera con una camiseta de manga corta la debemos cambiar por el uso, por ejemplo, de bodies de manga corta primero y de manga larga después, cuando el frío comience a apretar más.

Hay que desempolvar las chaquetitas y los jerseys, aunque no tengan que ser tan gruesos como los del invierno, porque nos van a hacer falta, especialmente si va a la guarde y tiene que salir temprano de casa, momento en que las temperaturas son más bajas y los resfriados pueden pillarnos de una manera más traicionera.

preparar al bebé

Como es muy posible que llueva, conviene preparar calzado apropiado para que no le entre humedad por los pies, que son una vía rápida de enfriamientos.

La piel del bebé es siempre delicada pero igual que la teníamos que proteger del calor en verano, debemos protegerla del aire o del viento en otoño. Mantenerla siempre hidratada evitará que se le corte y no pierda elasticidad ni frescura.

La alimentación también es importante cuidarla. Ante la posibilidad de posibles resfriados, la administración de frutas, espbé es siempre delicada pero igual que la teníamos que proteger del calor en verano, debemos protegerla del aire o del viento en otoño. Mantenerla siempre hidratada evitará que se le corte y no pierda elasticidad ni frescura.

La alimentación también es importante cuidarla. Ante la posibilidad de posibles resfriados, la administración de frutas, especialmente aquellas que contienen vitamina C, es más que interesante para crear una barrera natural que impida sustos mayores.

preparar a tu bebé

Y por la noche, ¿qué hacemos aquellos padres que en verano le dejábamos dormir apenas con un pijamita muy corto y sin sábana y que ahora debemos abrigarle, sabiendo, como sabemos, que las sábanas se las quita con la velocidad del viento? Pues, lamentablemente, hay que cambiarle los pijamas cortos o los bodies por pijamas de manga larga o emplear sacos de donde no puedan “escapar” y estén abrigados aunque no quieran.

Son algunos remedios sencillos de seguir y que nos ayudarán preparar al bebé y  a pasar un otoño tranquilo.

 

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.