Preparativos Para la Llegada a Casa del Bebé

Nos tiramos meses comprando detallitos de diversos colores para el bebé, ropita, muebles, juguetes, cestitas, cuna, baños y carritos, entre otras cosas.

Además contamos también con todos los regalos que traerán las visitas, múltiples conjuntos de ropa, tarta de pañales (una novedad tarta pañalesque se ha puesto mucho de moda, muy práctica y útil) zapatitos, sonajeros, cambia pañales, etc.

Pero, tampoco  podemos pasar por alto, las cosas heredadas: las toquillas, los patucos o las sabanitas. Con todo esto podríamos pensar que estamos preparadas de sobra para la llegada del bebé, para que todo lo que necesite, lo tengamos a mano. Aún así siempre se tienen dudas de si falta algo, por esta razón, podemos hacer una lista de cosas imprescindibles, para intentar organizar nuestras prioridades a la hora de prepararlo todo antes de que tengamos en casa al nuevo inquilino. Así minimizaremos el estrés en el momento de llegar de vuelta de hospital, que tenemos que atender a visitas, y, sobretodo, adaptarnos a la idea de ser mamá.

Lo primero con lo que debes contar para cuando salgas del hospital y te den el alta es con una silla para el coche que te permita transportar a tu recién nacido a casa. Prever la seguridad del bebé en el automóvil es vital, aun en trayectos cortos. Para ello asegúrate de que la sillita sea la adecuada para su tamaño (grupo 0) y que cumpla con la normativa vigente.

LA HABITACIÓN DEL BEBÉ

Si contamos con la idea de que el bebé, en la mayoría de los casos, duerme en vuestra habitación los primeros meses, e incluso bastante más tiempo dependiendo de los casos, no es necesario que nos estresemos queriéndolo tener todo perfectamente colocado en su dormitorio.

En general la habitación es adecuado que:

  • Tenga  una buena ventilación y el suficiente aislamiento para garantizar un ambiente tranquilo.
  • La temperatura ideal, de 20 a24ºC. No debe haber humedad, ni objetos que fácilmente acumulen polvo y ácaros (peluches, libros, etc.).

Debemos contar ante todo con una CUNA, ya sea para dormir en su cuarto como en el vuestro. Ante esto debemos hablar de diferentes opciones: están los casos en que el bebé duerme con los padres, es lo que se llama “colecho” y se puede hacer  tanto durmiendo en la misma cama, como teniendo una cuna especialmente diseñada para ir adosada a la cama familiar o bien usando una cuna convencional sin uno de los lados y adosándola a la cama donde duermen los padres. También están los casos en que el bebé duerme en la cuna, separada de los padres, en la misma habitación, o en habitaciones separadas.

andrea azul bonjourbebe

avatar
Esta entrada fue publicada en Compras. Guarda el enlace permanente.