Proceso de Evaluación TDAH

Evaluación psicológica: La evaluación suele llevarse a cabo a través de varias pruebas. En un primer lugar suelen realizarse entrevistas con los padres, ya que debido a la edad son estos los que acuden al psicólogo con el fin de informarle sobre la problemática del niño. También, por la edad de los pequeños, dado que a menudo a esa edad lo más llamativo es la conducta y eso quién mejor lo observa son los padres y los profesores. Con los cuales es muy importante contar para una evaluación integral del caso. Hay que tener en cuenta que una de las características centrales del TDAH son las conductas desadaptativas que muestran y que suelen hacerse más patentes el contexto escolar, debido a las características del mismo.  También se emplea la observación clínica como método imprescindible de evaluación, con el objetivo de identificar los antecedentes (¿qué ocurre antes de la conducta?) y consecuentes de la conducta para poder posteriormente desarrollar un adecuado programa de tratamiento para el manejo de las conductas.

Los cuestionarios y escalas son parte imprescindible de la evaluación. Se usan tanto con los padres y profesores, como más directamente con los niños. (Aunque su uso y aplicación va a estar muy determinado por la edad del niño). Cuando se les pasan a los niños generalmente son para evaluar el déficit de atención, la impulsividad así como los procesos neuropsicológicos. Aunque también suele evaluarse el estado anímico del pequeño, dado que es uno de los síntomas comórbidos con el TDAH. Las escalas y cuestionarios que se emplean suelen ser específicos de hiperactividad para padres y profesores, escalas de inteligencia, de atención, de impulsividad…

Hay que tener en cuenta que la evaluación va a estar muy determinada por la edad de los niños, ya que muchos de los cuestionarios no podrán utilizarse si el niño no tiene una determinada edad. Por ello el diagnóstico de TDAH, no suele hacerse hasta los 7 años aproximadamente.

También es importante tener en cuenta que en todos los trastornos infantiles la colaboración y el trabajo con los padres es fundamental, y en este caso lo es aún más, así como también lo es la ayuda de los profesores. Dado que el niño se desarrolla en diferentes ambientes, y para la mejora de su comportamiento se hace necesario el trabajo con todos los agentes implicados en el desarrollo de los pequeños.

La evaluación médica suele llevarse a cabo por neurólogos y pediatras especialmente si son pequeños, dado que suelen ser ellos los que identifican primeramente cierta sintomatología, junto con los padres. Dado que son los más conocedores del comportamiento del pequeño.  El objetivo principal de dicha valoración es descartar que la sintomatología del niño no se deba a otras enfermedades. Por ello, suelen realizarse habitualmente revisiones auditivas y de la vista, así como otras pruebas como el electroencefalograma.

Todos los profesionales implicados en la evaluación del Trastorno por déficit de atención con hiperactividad deberán evaluar posibles trastornos asociados, así como hacer un diagnóstico diferencial adecuado con el fin de descartar otras explicaciones de dicha sintomatología.

 

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Bebés, Salud. Guarda el enlace permanente.