Pruebas médicas de diagnóstico precoz en el recién nacido

En los hospitales cada vez son más cautos y realizan algunas pruebas rutinarias a todos los bebés al nacer con la intención de hacer un cribado precoz que pueda ayudar en el tratamiento de posibles patologías o alteraciones.

Nuevas pruebas en los recién nacidos

Una de las pruebas que han añadido desde hace algunos años al protocolo de las que se realizan al nacer los bebés en los hospitales, es la del diagnóstico precoz de la sordera, que, junto a otras pruebas como la del talón, son imprescindibles para que el facultativo firme el alta hospitalaria de la madre y el bebé.

La prueba del diagnóstico precoz de la sordera consiste en colocar una especie de auriculares al bebé con ventosas en algunas zonas de la cabeza y esperar durante unos minutos durante los cuales debemos intentar que el bebé se mueva lo menos posible y que en el entorno no existan grandes ruidos.

La prueba del talón en los recién nacidos consiste en pinchar con una aguja el talón del bebé para poder extraer algunas gotas de sangre que, colocadas sobre una especie de cartulina (conocida como tarjeta de Guthrie que está realizada con un papel tamiz especial), servirán para detectar algunas enfermedades.

Estas pruebas se realizan de forma rutinaria en nuestro país a todos los bebés. Si a los pocos días recibes una carta en casa diciendo que hay que repetir la prueba, no te asustes, a veces no sale bien simplemente porque no había suficiente sangre en la prueba del talón o por la existencia de ruidos externos en la del diagnóstico precoz de la sordera. (Es bastante común que necesiten repetirla).

La prueba del diagnóstico precoz de la sordera tiene como finalidad detectar posibles problemas auditivos en los bebés.

Las pérdida auditivas se clasifican según la zona en la que se localice la lesión, el momento en que se produzca y por el grado de pérdida.

En función de la zona podemos encontrar la disminución de la agudeza auditiva o hipoacusia.

La hipoacusia de conducción puede ser debida a la presencia de algo que obstaculiza la transmisión del sonido, como puede ser un simple tapón de cera o algún cuerpo extraño.

La hipoacusia neurosensorial proviene por una alteración de la vía auditiva que afecta el oído interno o el nervio auditivo.

prueba hipoacusia

¿Estuviste presente en alguna de estas pruebas?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.