Pruebas médicas durante el segundo trimestre de embarazo

Has superado el primer trimestre de embarazo. ¡Enhorabuena! Todo va estupendamente: tu bebé y tú os encontráis de maravilla, pero es necesario que continúes acudiendo a las citas con el ginecólogo y la matrona para seguir con el control de la gestación.

Pruebas médicas segundo trimestre embarazo

¿Qué pruebas médicas te realizarán en el segundo trimestre de embarazo?

Los exámenes médicos rutinarios a los que te someterán a partir de la semana 12 de embarazo serán muy parecidos a los del primer trimestre que contaba ayer en mi post.

Alrededor de la semana 16 te realizarán un nuevo análisis de orina para comprobar la inexistencia de infecciones urinarias, tan comunes y peligrosas durante el embarazo (pueden desencadenar un parto prematuro) pero con fácil solución.

De nuevo te sacarán sangre para evaluar el estado en el que te encuentras, por si es necesario recetarte hierro o algún otro medicamento que necesites y, entre otras cosas, comprobar que sigues sin tener ni rastro de los anticuerpos de la toxoplasmosis. Es decir, que no te has infectado.

En la semana 20 tendrás una cita muy importante con el ecógrafo que te permitirá, si tu pequeño colabora, conocer el sexo del bebé. La segunda ecografía del embarazo, también llamada ecografía morfológica, permitirá verificar que todos y cada uno de los órganos vitales del feto se están desarrollando correctamente. Por eso es normal que acudas a la cita en el hospital con muchos nervios y ganas de salir de allí con una sonrisa.

Durante este trimestre, además, tiene lugar una prueba muy temida por las embarazadas: la llamada prueba del azúcar. O, utilizando la nomenclatura médica, el Test de O’ Sullivan (GCT), que tiene lugar sobre las 24 semanas, semana arriba, semana abajo.

Para ello, en el hospital o centro de salud, te darán a beber un brevaje muy dulce (es agua con un alto contenido en glucosa) en un corto período de tiempo (5 o 10 minutos si mal no recuerdo). En una hora te extraerán una muestra de sangre para comprobar tus niveles de azúcar. En otras palabras, para ver si tu cuerpo ha generado bastante insulina.

Los resultados del test son de gran importancia para descartar que la embarazada pueda desarrollar diabetes gestacional. En el caso de que haya alguna sospecha, te recomendarán la realización de la denominada curva de la glucosa (GTT), una prueba que requiere una mayor preparación pero que permitirá conocer si necesitas seguir un tratamiento específico para que el bebé y tú estéis bien.

Y así, casi sin darnos cuenta, nos hemos metido de lleno en el tercer trimestre. ¡Enhorabuena!

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.