Pruebas médicas durante el tercer trimestre de embarazo

Tu embarazo está casi tocando a su fin: te encuentras ya en el tercer trimestre. ¿No se te ha pasado rápido el tiempo? ;)

Solo quedan un par de pruebas médicas para seguir controlando que todo va bien. Y, de nuevo, podrás verle dentro de tu vientre en la tercera y última ecografía.

Pruebas médicas tercer trimestre embarazo

¿Cuáles son las pruebas médicas del tercer trimestre de embarazo?

En el tercer trimestre toca, de nuevo, otra analítica. Será la última, si todo va bien, ¡prometido! El ginecólogo ha de verificar que, efectivamente, no presentas anticuerpos de toxoplasmosis (es decir, que no te has infectado). Además, necesitará conocer si existe algún problema de coagulación en tu sangre que impida la administración de la anestesia epidural en el momento del parto, si así lo decides, o pueda ocasionar algún problema en el caso de tener que practicarte una cesárea.

También se te realizará otro urocultivo, para descartar y/o tratar cualquier infección de orina que pueda adelantar el momento del nacimiento.

Será el momento también del exudado vaginal que se realiza a todas las gestantes, con el objeto de comprobar si la bacteria estreptococo Grupo B se encuentra en la vagina o el ano de la embarazada.

Se trata de un microorganismo que suele habitar en el intestino, pero que en ocasiones pasa a otras zonas colindantes. No produce afecciones en mujeres no gestantes, pero en el caso de las embarazadas hay que tomar ciertas precauciones, pues puede ser la causante de problemas graves en el recién nacido en el momento del parto.

Si el exudado da positivo, no te alarmes. Los médicos que te atiendan en el parto te administrarán antibióticos para que tu hijo no corra ningún peligro.

En torno a la semana 33. aproximadamente, verás a tu hijo por última vez antes de que nazca, gracias a la última ecografía del embarazo ;) El ginecólogo comprobará que todo está correctamente, que el bebé se ha colocado en posición cefálica (cabeza hacia abajo) para salir en breve y, si hay suerte, podrá verificar su sexo.

Cuando tu fecha probable de parto (FPP) se vaya aproximando, o incluso cuando haya pasado, si tu bebé aún no ha nacido, tendrás cita para monitores. Con la monitorización fetal se registran los latidos del bebé y, en el caso de producirse, alguna contracción que experimente la madre.

En todo caso, es necesario que tengas preparada la bolsa para el hospital si ya estás en el tercer trimestre de embarazo. Porque el final está muy cerca ;)

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.