Puerperio ¿Qué son los loquios y los entuertos?

Puerperio: loquios y entuertos. No se trata de un trabalenguas, no. Ni siquiera son unos dulces típicos de un pueblo perdido de la mano de Dios.

Como si la Naturaleza se empeñase en no querer que la mujer descanse del todo,
después de pasar el parto
(¡se suponía que había pasado lo peor!) viene un periodo, el puerperio, que es el que normalmente va desde el momento del parto hasta que la mujer vuelve a tener la regla.

puerperio pos parto

Suelen ser unos cuarenta días la duración del puerperio. Es la famosa “cuarentena”.

Durante esta etapa parece fácil de entender que la recién estrenada mamá tenga “cuentas que saldar” con su “anterior” cuerpo, el que tenía, del que disfrutaba antes de empezar la aventura del embarazo.

Entre otras cosas (y una de las más significativas e importantes), el útero tiene que volver a su ser. Hay que tener en cuenta que el útero, del tamaño de una mandarina en una mujer que no esté embarazada crecerá para albergar al bebé ¡¡¡entre 500 y 1000 veces su tamaño original!!!

Esta auténtica barbaridad se magnifica aún más si se sabe que este aumento se produce SÓLO por una mayor hidratación, no por la formación de células nuevas.

Esto nos habla bien a las claras de dos cosas: de la enorme elasticidad de las células uterinas y del inevitable esfuerzo que supondrá que todo vuelva a la normalidad.

Esa dura vuelta a la realidad se comienza ver  durante el puerperio en los loquios y los entuertos.

Se llama Loquios a la expulsión de la capa interna del útero acompañada de cierta lactancia puerperiocantidad de sangre. Durante los treinta días que aproximadamente ocupa esta parte del post-parto, la sangre cambia tanto de tonalidad como en cantidad. Los primeros días resulta más abundante que una regla normal y el color es un rojo intenso. Pasadas las fechas, se va reduciendo el volumen de sangrado y su tonalidad se torna a un blanco-amarillento.

El compañero de los Loquios, los Entuertos, parece como un reflejo del parto recién pasado. El cuerpo de la mujer, para hacer volver a su ser al útero, efectúa unas contracciones con ese objetivo, distintas de las de parto pero que pueden alcanzar ciertos niveles importantes de dolor.

No obstante, en las madres que están dando el pecho durante el puerperio, ya que amamantar produce oxitocina, la hormona de las contracciones, se facilitan los Entuertos y, como consecuencia, también se observan unos Loquios con una menor cantidad de sangre y durante menos días.

Durante el  puerperio nada es sencillo, como veis.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Post Parto y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.