Qué Actividades se pueden Asociar a la Rutina en los Bebés?

El establecimiento de una rutina en los bebés, unos horarios y unas pautas es fundamental para que los más pequeños y pequeñas puedan ser conscientes de los horarios y de lo que viene antes y después y en definitiva estar menos desconcertados en cuanto a las actividades que les esperan.time newborn

Los niños y niñas necesitan un tiempo de adaptación a nuevas actividades y circunstancias y por ello si tienen el preaviso o siguen unas rutinas pueden estar más seguros y tranquilos y posiblemente se adapten con más facilidad a los cambios.

El hecho de establecer una serie de pautas a lo largo del día no sólo tiene como objetivo la mayor comodidad para los cuidadores sino también para los pequeños.

15-08-13

Si es verdad que no se debe llevar al otro extremo y criar a los hijos en el más estricto de los horarios sin dar tregua ni siquiera cuando existen celebraciones familiares importantes, es necesario que se respete en la medida de lo posible la hora de la comida, del baño, etc. ya que así ofrecemos a los más pequeños una coherencia en nuestras acciones y un entorno más sólido y seguro.

Las actividades se pueden asociar a la rutina en los bebés como por ejemplo la hora del baño después de la merienda o de la cena ya que además estas actividades pueden servir de ayuda para establecer patrones de sueño.

rutinas con niños

Por ejemplo a mi bebé le encanta el agua, así que después de la merienda en que su cuerpo entero está recubierto de fruta, le preparo un baño relajante y así después hace una siesta de tarde que le sienta de maravilla.

baby eating fruit

Es importante tener en cuenta unos hábitos desde bebés ya que en niños más grandes es más difícil establecer rutinas de buenas a primeras.

Hay rutinas básicas como la de antes de ir a dormir: hacer pipí, tomarse un vaso de leche si es costumbre, lavarse los dientes, cuento o música, pijama y a la cama.

Y en otros aspectos para niños y niñas mayores como en las horas que ven la televisión o la Ipad también podemos hacer uso de  una rutina a la vez que fomentamos un aprendizaje como por ejemplo limitando a 5 el número de capítulos de dibujos animados al día. Si ese día no ve los cinco, se puede guardar los no consumidos para el día siguiente mientras que si ve ocho, al día siguiente sólo podrá disfrutar de dos.

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.