¿Qué Cosas Hace Tu Bebé Recién Nacido y Cómo Podemos Estimular Sus Sentidos?

 

Durante esta etapa el bebé está casi todo el día dormido, en posición fetal, como estaba dentro del útero. Es decir, que tiene los brazos y las piernas flexionadas, y es imposible que se queden estirados por sí solos. La cabeza la tiene apoyada hacia un lado, porque es incapaz de mantenerla en equilibrio recta, se le cae hacia atrás. Las manos están Imagen1siempre cerradas, salvo cuando está dormido. Esto es porque los músculos flexores son más fuertes que los extensores. El bebé tiene  visión a unos 20-30 cm (la distancia más o menos a la que queda tu cara cuando le das de mamar o le das el biberón), y tienen especial interés por los rostros humanos (ya que solo ven el contraste claro/oscuro).

¿Qué puedo hacer para estimular a mi bebé en esta etapa?

Mira a tu bebé de cerca, acércale tu cara y dile cosas mientras, por ejemplo cuando le estamos cambiando el pañal, o le estamos bañando. Este es el inicio de las relaciones sociales del niño. Poco a poco podrá mantener por más tiempo sus ojos fijos en los tuyos.

El niño es más sensible a los sonidos agudos que a los graves, es totalmente capaz de diferenciar entre la voz de papá y mamá. Al hablarle a la vez que le miramos estamos estimulando dos sentidos a la vez, favoreciendo una mayor concentración.

Cántale canciones, mientras que la melodía de la canción se guarda en el hemisferio derecho, la letra de la canción se guarda en el izquierdo. Esto hace que los dos hemisferios se relacionen y se equilibren entre sí.

contactopielapiel

EL BEBÉ DE UN MES

A veces puede levantar la barbilla cuando lo ponemos boca abajo. Comienza a mover las piernas como si estuviera reptando. Comienza a aguantar algo la cabeza cuando lo coges boca arriba, pero solo un instante, luego cae hacia atrás. Las manos siguen cerraditas, y es capaz de seguir con la mirada un objeto grande (sobre todo si es oscuro). Se ha observado que si nos movemos horizontalmente, te sigue con la mirada. Parece ser que les resulta más difícil seguir los objetos que se mueven de forma vertical.

Es más capaz de fijar la mirada y atiende a los sonidos de frente (puede localizar de donde viene el sonido y gira la cabeza en su búsqueda) el sentido del oído es de los más desarrollados al nacer.

¿Cómo podemos estimularle?

Si no usas pañuelo para sostener a tu bebé casi toda la parte del día contigo, y va a pasar tiempo en cunita, puedes estimular su olfato y favorecer que esté tranquilo y seguro, poniendo una gasita impregnada de tu leche materna, para que tenga en cuenta tu presencia y fomentar su sensibilidad olfativa.

¡Tócale mucho! El contacto directo piel con piel para el niño es el mejor. La parte derecha del bebé es más sensible al tacto que la derecha, y la cara, palmas de las manos, plantas, columna vertebral y zona  genital, son las zonas más sensibles del cuerpo a las caricias. Una forma de acariciarlo es ponerlo sobre ti desnudito mientras tú estás tumbada horizontalmente, y acariciarle todo el cuerpo desde la cabecita a los pies, estimulando así la sensibilidad cutánea.

El bebé en esta etapa puede distinguir con la vista los contornos, pero no los colores, ya que las células nerviosas encargadas de ello, los conos, no están aún formadas. Por lo tanto ven en blanco y negro, por ello es bueno dibujar en un folio figuras en blanco y negro, o caras de mujer y de hombre con un rotulador negro. Puedes ponerlas en la cuna, y que el bebé gire la cabecita para mirar una u otra. O puedes hacerle móviles para la cuna de color blanco y negro.blanco y negro

Déjalo desnudito un rato todos los días en la cama grande mientras lo vigilas y vas viendo cómo van aumentando sus movimientos conforme pasan los días. Lo puedes poner un ratito boca abajo,  otro boca arriba y de lado, al no tener ropita tiene más libertad de movimiento. Siempre vigilado, recordad que puede rodar y caerse de la cama si lo dejáis solito.

avatar
Esta entrada fue publicada en Bebés. Guarda el enlace permanente.