Qué hacer cuando tu hijo pequeño rompe las cosas

Son muchos los padres que pierden los nervios cuando sus hijos pequeños rompen las cosas. No serías el primero ni tampoco el último que grita a un niño cuando tira algo al suelo y se rompe o cuando está a punto de hacerlo. Pero gritar no es la solución, porque gritar no educa.

Los malos modos, las malas palabras, los zarandeos e incluso los castigos no son buenas ideas para educar a los hijos. Además, ¿qué lógica tiene gritar a un niño que aún no tiene conciencia de que lo que se ha roto “se ha roto”? Sólo tiene lógica en el ego de los padres, en la rabia y en cómo gritando o riñendo nos sentimos mejor e intentamos canalizar la frustración generada… pero ese no es el camino.

baby read the magazine

Los niños no rompen las cosas porque quieran hacerte rabia, lo rompen porque están experimentando con el entorno, porque están poniendo a prueba todas sus habilidades y les encanta experimentar cosas nuevas cada día. ¡Y eso es digno de admirar!

Si no quieres que tu hijo pequeño que está en la fase de “explorador” te rompa las cosas, simplemente tendrás que quitar todo lo que pueda romper de su alcance. Porque se merece investigar, explorar y disfrutar de su entorno. Pero claro, esto no te exime como padre a enseñar cierta disciplina, pero, ¿cómo hacer cuanto tu hijo pequeño rompe las cosas?

200191362-001

Lo primero que tienes que saber es que tu hijo si rompe algo no lo ha hecho con mala intención. Si quieres evitar que rompa algo deberás ofrecerle alternativas que le ayuden a saciar esa “sed de explorar” que tiene constantemente. Por ejemplo puedes ofrecerle revistas viejas en lugar de dejarle en la mano el periódico que estás leyendo por la mañana.

Es posible que tu hijo haya cogido rotuladores de colores y haya querido plasmar toda su creatividad en la tapicería o en las paredes. De nada sirve que te pongas a gritar o le pegues en el culo, porque además de inaceptable no sirve de nada. Es mejor que cuando algo así ocurra, le digas con voz firme; “No. Esto a mamá no le gusta” y le disuadas con otras actividades para aparte del lugar sin tener que pasar por una rabieta.

bebe explorador

Recuerda que el castigo no es adecuado porque cuando tienen menos de tres años o entenderán por qué le has castigado y sólo estarías creando en su interior sentimientos negativos hacia ti. Pero recuerda que es mucho mejor ser prudente y es que “prevenir es mejor que curar”.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

 

 

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.