Qué hacer si tu hijo tiene fiebre

¿Os acordás del decálogo de la tos del que os hablé hace unos días? Pues esta vez, cuando fui a la consulta de la pediatra de mi hija, había un decálogo nuevo colgado, también de la AEPap, FAMIPED y Familia y Salud. Éste se refería a la fiebre y me pareció tan interesante o más que el primero. Y es que muchas veces actuamos de forma errónea intentando bajar la fiebre a nuetsros hijos por todos los medios pensando que lo estamos haciendo bien, sin tener en cuenta que la fiebre es un mecanismo de defensa del cuerpo. A continuación os reproduzco lo que ponía en el decálogo de la fiebre:

1)      La fiebre no es una enfermedad. Sirve para defendernos contra las infecciones causadas tanto por virus como por bacterias.sick-teddy-bear

2)      La fiebre por sí misma no causa daños cerebrales, ni ceguera, ni sordera, ni muerte.

3)      Algunos niños predispuestos (4%) pueden tener convulsiones por fiebre. Tratar la fiebre no previene estas convulsiones. Nunca se debería dar medicamentos para bajar la fiebre con este fin.

4)      Solamente hay que usar medicamentos para la fiebre si hay malestar o dolor. El ibuprofeno y el paracetamol tienen la misma eficacia para tratar el dolor. Sus dosis se calculan según el peso del niño, no según su edad. No es aconsejable alternar o combinar ambos medicamentos. No se debe dar Aspirina ®.

5)      Se desaconseja el uso de paños húmedos, friegas de alcohol, duchas o baños para bajar la fiebre.

6)      No cubrir ni desabrigar demasiado al niño con fiebre.signs-baby-ill-618x231

7)      El niño con fiebre debe estar bien hidratado. Hay que ofrecer líquidos a menudo, a ser posible con hidratos de carbono (zumos de fruta, batidos, papillas, etc.)

8)      Está desaconsejado el uso de parcetamol o ibuprofeno tras la vacunación para prevenir las reacciones febriles o reacciones en la zona de inyección.

9)      Ni el grado de la fiebre ni la respuesta al antitérmico nos orientan sobre la gravedad de la infección no si está causada por virus o por bacterias.

10)  Debe vigilar signos de empeoramiento y consultar de forma urgente si su hijo tiene:

  1. Manchitas en la piel, de color rojo oscuro o morado, que no desaparecen al estirar la piel de alrededor.
  2. Decaimiento, irritabilidad o llanto excesivo difícil de calmar.
  3. Rigidez de cuello.
  4. Convulsión o pérdida de conocimiento.
  5. Dificultad para respirar (marca las costillas y hunde el esternón, se oyen como silbidos cuando respira, respiración muy rápida, agitada, etc.).
  6. Vómitos y/o diarrea persistentes o muy abundantes que causen deshidratación (legua seca, ausencia de saliva, ojos hundidos, etc.).
  7. Si no orina o la orina es escasa.
  8. Siempre hay que consultar urgentemente si tiene fiebre un niño menor de tres meses de edad.

Y recordad que cuando un bebé tiene una temperatura a partir de 37º C pero menos de 38º C, no se considera que tenga fiebre, si no lo que se conoce como febrícula. Se considera que un bebé tiene fiebre a partir de 38º C. Image_Look-After-a-Sick-Teddy-Bear-Step-2

 

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Bebés, Salud. Guarda el enlace permanente.