¿Qué medicamento puedo tomar si…?

SI TENGO DOLOR:  de manera general el dolor se trata con analgésicos, está estudiado que el mejor analgésico para el embarazo es el paracetamol, este además de servir para aliviar dolores menstruales, de garganta, musculares, de cabeza o dentales, entre otros, también sirve como antipirético, para combatir la fiebre. Una de las indicaciones del gelocatil (que es paracetamol 650 gr) por ejemplo son los dolores postparto. Lo podéis encontrar como: efferalgan, apiretal, termalgin, o gelocatil, entre otros.  A pesar de ser un fármaco seguro para el embarazo, si tenéis que usarlo un tiempo largo, o a dosis altas, debe prescribírtelo un médico. Una pastilla en un momento concreto,  puedes tomarla sin problema.

Por otro lado tenemos el Ibuprofeno, que es un antiinflamatorio que se utiliza normalmente, pues en este caso podéis tomarlo a dosis bajas durante los dos primeros trimestres, pero está contraindicado a partir de la semana 28-29 de embarazo, porque puede provocar problemas cardíacos en el bebé e inhibir el parto, haciendo que este sea prolongado. La Aspirina (ácido acetil salicílico) en general está desaconsejada durante el embarazo, sobre todo en el tercer trimestre, por poder provocar hemorragia antes y después del parto,  embarazo  y parto prologando, y problemas en el bebé. El metamizol (conocido como nolotil entre otros) solo se recomienda usarlo durante el segundo trimestre, No en el primero ni tercero.

SI TENGO FIEBRE: puedes tomar paracetamol.

SI TENGO ARDORES: lo mejor para los ardores son los antiácidos que contienen hidróxido de magnesio u óxido de magnesio también son una buena opción y vienen en tabletas o en forma líquida.  En casos de ardores muy molestos que no cedieran ni a remedios naturales, ni a antiácidos, podríais usar ranitidina, pero siempre consultando con el médico, y con su prescripción adecuada.

Evita el bicarbonato de sodio que también se vende en tabletas como antiácido y el nitrato de sodio. Estos medicamentos contienen mucho sodio, lo que hace que retengas agua, y esto, a su vez, produce inflamación (si estás lo suficientemente avanzada en tu embarazo como para que te cueste quitarte los anillos de tus dedos hinchados o tienes los tobillos hinchados, comprenderás en seguida por qué esta no es la opción ideal), y pueden provocar edemas en el cuerpo.

SI TENGO TOS: Intentar evitar los jarabes que contengan codeína, que sólo se usarán si no hay más alternativas, e intentando que no sea en el primer trimestre, ni las últimas semanas antes del parto.

SI TENGO INFECCIÓN DE ORINA: La fosfomicina es, tras muchos estudios, y experiencia, la más indicada para las infecciones de orina durante el embarazo.

OTROS ANTIBIÓTICOS EN EL EMBARAZO: Podéis tomar sin problemas los antibióticos derivados de penicilinasamoxicilina, ampicilina, eritromicina, y cefalosporinas entre otros. Están contraindicadas las tetraciclinas, por provocar alteraciones óseas y dentales en el bebé.

SI TENGO NAÚSEAS O VÓMITOS: El más común es el caribán, que contiene un antihistamínico llamado doxilamina con vitamina B6 o piridoxina.

En otros post pondré remedios naturales para hemorroides, ardores, y otras molestias que podáis tener en el embarazo.

Recordad siempre que lo ideal es consultar con el médico la medicación adecuada, sobre todo si vas a tomarla en más de una ocasión, y comentar el beneficio o el riesgo que puedan tener los medicamentos en el embarazo. Si tenéis dudas de algún fármaco en concreto (antidepresivos, anticonvulsivos, fármacos para el asma, etc., podéis preguntar sin problemas, toda esta información está sacada de documentos oficiales de las agencias de medicamentos, por lo que está actualizada.

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Embarazo, Salud. Guarda el enlace permanente.