¿Qué pasa con nuestro cuerpo tras el parto? (Primera Parte)

Tras 9 meses observando esa redonda barriguita, ahora, el bebé ya está contigo, y tu cuerpo comienza el duro trabajo de volver a su estado previo, antes de empezar el proceso de embarazo. Os voy a hablar un poco de los cambios que van dándose en tu cuerpo durante este periodo, ya que es una parte más por la que se pasa, y es muy importante recuperarse bien, y conocer los signos de alarma por los que debes acudir al centro de salud para que te valoren.

Normalmente tras un parto vaginal, ya sea instrumental, o espontáneo, se pasan de 24 a 48 horas en el hospital ingresada, y con una cesárea sin complicación, normalmente unos 4 días (dependiendo esto del hospital en el que te encuentres) en este periodo pasas por lo que se llama el puerperio inmediato y el puerperio precoz, y se pasan atendidos por profesionales, que en cualquier momento pueden resolver una duda o solucionar un problema que surja. Sin embargo, tras estos días vas a casa, y allí continúas tu recuperación. Por ello es bueno que tengas una idea de que cosas van a ir pasando en tu cuerpo…

 

ÚTERO: el útero pasa de tener un bebé, una placenta, y alrededor de 1 litro de líquido amniótico, a no tener nada, salvo restos de endometrio y sangre. Debe pasar por un proceso que se llama “involución uterina” en el cuál a través de contracciones, y eliminación del sangrado, el útero va recuperando su tamaño normal. Durante los primeros días tras el parto, estas contracciones pueden ser molestas, o incluso dolorosas, sobre todo si has tenido ya algún embarazo y parto previo, son los conocidos “entuertos”. Son normales, y no debes preocuparte, suelen ser más percibidos cuando se da de mamar al bebé, porque se segrega oxitocina, que es la principal hormona encargada de las contracciones. Y ¿qué pasa con la posición del útero?  Tras el parto podéis tocaros una “pelotita” dura bajo el ombligo, de tamaño algo mayor a una manzana, ese es el útero, que, conforme van pasando los días va bajando su posición, hasta que tras 15 días del parto, más o menos, se esconde bajo el pubis sin poder palparse, dónde estaba antes de embarazarte. Su tamaño normal se recupera al final de la cuarentena, y siempre queda algo mayor tras el embarazo.

 

LOQUIOS: es el sangrado, junto a los restos que quedan del endometrio, que se expulsan tras el parto, y pueden durar varias semanas, dependiendo de cada caso y cada mujer. Lo normal es que se tengan durante 15 días como mínimo. Lo importante que hay que tener en cuenta en los loquios es: que vayan cambiando de color (de rojizos oscuros, a más claros) que vaya disminuyendo de cantidad poco a poco, y que no sean malolientes (ya que puede ser síntoma de alguna infección o retención de otros restos). Debo advertir que los loquios tienen un olor característico fuerte, pero esto es normal, no debes asustarte. Pero debes acudir a la matrona o al ginecólogo si el olor es fétido, y no se elimina tras la ducha.

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Post Parto. Guarda el enlace permanente.