¿Qué puedo hacer para mejorar mi estado de ánimo?

Es común, sobre todo después de haber sido mamá encontrarse como más decaída, estresada e incluso con la sensación de no tener tiempo para nada. En ocasiones, es complicado romper con esa nueva rutina, ya que no sabemos cómo hacerlo, y a menudo nos sentimos obligadas a hacer ese tipo de cosas. Obviamente, el cuidado del bebé es fundamental y requiere mucho tiempo y esfuerzo, pero también es necesario que la reciente mamá vaya incorporando sus propios cuidados y tenga tiempo para sí misma.

Hoy os quiero proponer una técnica, que aunque es muy evidente, nos cuesta llevarla a cabo. Es lo que los psicólogos conocemos como planificación de actividades agradables.

¿En qué va a consistir?

Consiste en, como su nombre indica, planificar actividades que nos resulten agradables, y que por el motivo que sea en ese momento no Mujer-corriendose están haciendo. El objetivo de esta estrategia es activar a la persona para aumentar sus actividades y que obtenga así, mayor gratificación. Ya que cuando estamos decaídos solemos reducir nuestra actividad y por ende el refuerzo positivo que obtenemos de dichas experiencias.

¿Cómo lo hacemos?

En primer lugar, deberéis hacer una lista con actividades que a priori os resulten agradables, con cosas que os gusten. Es normal que cuando se está decaído, o se cae en la monotonía, nos cueste encontrar cosas para hacer, ya que probablemente no nos apetezcan. Pero recordar que no se trata de cosas que os apetezcan, sino de actividades que antes de estar así os resultasen agradables, u os gustase hacer pero no hacíais, o cosas que hacíais que habéis dejado de realizar y eran satisfactorias para vosotras.

Las actividades no tienen que ser grandes cosas, recordar que los pequeños placeres del día a día son muy satisfactorios.

Por ejemplo; un baño relajante con música y velas, maquillarse, arreglarse, salir de compras, salir a cenar, salir al cine, quedar a tomar un café con las amigas, hacer deporte, pasar una noche en pareja…Seguramente muchas de estas cosas, las habéis dejado de hacer por falta de tiempo.

Una vez hecha esa lista, deberéis hacer un horario, como el que tienen los niños del colegio. Yo lo colocaría en un lugar visible, por ejemplo colgado en la nevera, para que podáis visualizarlo en cualquier momento y así lo recordéis.

Posteriormente, deberéis anotar, al menos, una de las actividades agradables en cada uno de los días.

Y por último… y lo más importante ¡¡A REALIZARLA Y A DISFRUTAR DEL MOMENTO!!

baño-con velas

Es importante estar bien para poder cuidar a otros. El mejor cuidado que se le puede dar a un hijo es ver, que las personas a las que más se quiere, son felices y están bien.

Por ello, también es una obligación MIMARSE ASÍ MISMO.

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Post Parto. Guarda el enlace permanente.