¿Qué puedo hacer para que mi hijo de 6 años no chille?

niño chillandoHace unos días una clienta nos comentaba que estaba preocupada porque no sabe que hacer para que su hijo no chille, dice que continuamente está chillando, que pide las cosas dando voces y que además cuando algo no le parece bien  patalea y grita. El niño tiene 6 años.

Con respecto a los gritos una buena estrategia es hablarle bajito, sobretodo cuando él os pida las cosas chillando. Ya que irremediablemente tendrá que bajar su tono de voz para poder escuchar lo que le estáis diciendo. Debemos tener en cuenta que los niños aprenden por observación, por modelado, si nos ven a los padres que vamos bajando el tono de voz, probablemente ellos se vayan acostumbrando y lo vayan haciendo.

Antes de aplicar cualquier consecuencia deberéis explicar al pequeño lo que vais a hacer, para que sepa el por qué y el pueda elegir que conducta realizar, en función de las consecuencias.

Por ejemplo, también le podéis decir que para hacerle caso tiene que pedir las cosas sin gritar, es decir con un tono de voz bajito (se lo mostráis), que sino no le vais a prestar atención. Por lo cual cuando el pequeño os pida algo y lo haga chillando, vosotros sólo tendríais que decirle con voz bajita y tranquilos, mientras le sujetáis y le miráis a los ojos, “cuando me lo pidas bajito, te escucho”. Una vez dicho esto, no deberíais  decirle más ,ni prestarle atención hasta que os pida las cosas como le habéis dicho.

Mother helping daughter with homework

Es muy importante que cuando os reclame, sin gritar, además de prestarle atención inmediatamente le reforcéis por ello, para que el niño sienta que merece la pena cambiar la conducta porque vosotros le valoráis más. Ya que si cree que las consecuencias son las mismas por hacer las cosas de una u otra manera seguirá haciéndolo como sabe porque para el es más costoso realizar una nueva conducta. El refuerzo siempre debe ser social “genial mi niño, así me gusta que nos pidas las cosas con ese tono de voz” “que bien, mi niño”… Pero también podéis acompañarlo por algún otro tipo de refuerzo material, que pactéis previamente con el. Recordar que deberéis acordar el que se le va a dar, cuando se lo dais, y la conducta que debe realizar para conseguirlo. Para qué funcione es fundamental que previamente el niño conozca esta serie de cosas.

Incluso también podréis incluir esta conducta en un programa de puntos (la economía de fichas) que explique hace unos días en otro de los post. Lo fundamental era, que juntó con otras conductas, se le pedía al niño que para conseguir puntos y posteriormente poderlos canjear por premios más grandes, debía realizar una serie de conductas. En este caso una de ellas sería pedir las cosas con un ton de voz bajito.

Espero haberlos aclarado en parte la duda y que rápidamente pongáis esta marcha estas estrategias.

niño habando

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Educación. Guarda el enlace permanente.