Remedios naturales para las mucosidades infantiles

En estas fechas, cuando llega el frío y empiezan los cambios de temperatura, los peques, sobre todo, empiezan a tener sus primeros constipados o resfriados. Y es que, aunque los niños están en casa calentitos y les abrigamos para salir a dar un paseo, el contraste de temperatura es inevitable. Así, para poder aliviar la congestión nasal de los ahí van unos remedios naturales para las mucosidades infantiles.

Remedios naturales para las mucosidades infantiles

En el caso de los bebés, su dificultad para respirar por la boca, ya que realmente aún no saben hacerlo, hace que sea aún más complicado. A ellos, al ser tan pequeños, no podemos sonarles la nariz y así disminuir la cantidad de mucosidad, por lo que será necesario succionar estos moquitos y posteriormente aplicarles alrededor de la nariz, vaselina para que no se le irrite.

Asimismo, para ayudarles a expulsarlos, será útil echarles en las fosas nasales varias veces al día, unas gotas de agua mezclada con sal. Esto pretende reblandecer las mucosidades y que les sea más fácil expulsarlas.

Conforme el pequeño crezca, a partir de los dos años en adelante, podrán ayudarle los vahos de eucalipto o incluso de manzanilla. En el caso del eucalipto, sin duda, sus propiedades aromáticas, hace que se abran los bronquios, facilitando así su respiración y ayudando a que expulse más fácilmente las flemas.

Remedios naturales para las mucosidades infantiles

Para ello, hierve agua e introduce varias hojas de eucalipto y luego viértelo todo en algún barreño o cazuela. Lo ideal es taparlo para que se mantenga el calor y no se escapen los vapores. A continuación el pequeño pondrá su carita sobre dicha cazuela, sin acercarse demasiado para no quemarse y se le colocará una toalla por encima. Se le indicará que respire tranquilamente. Si vuestro hijo es pequeño puede ser eficaz que os vea hacerlo antes a vosotros para que no se asuste o no quiera hacerlo, ya que, en algunos casos el pequeño puede tener recelos a poner su carita ahí.

Remedios naturales para las mucosidades infantilesLa cebolla también puede ser protagonista de estos remedios naturales para las mucosidades infantiles. Se corta una cebolla por la mitad y se coloca, ya sea en la cabecera de la cama del pequeño o en su mesita de noche. Además de abrir sus conductos respiratorios, en el caso de que también tenga tos, será muy útil. Ya veréis como no tose durante la noche y puede dormir muchísimo mejor.

Por último, también hay ciertas fragancias u olores que son buenos para aliviar esta congestión. Por ejemplo el aceite de tomillo calma y desinflama las membranas mucosas, por lo que si lo colocas en su habitación le ayudará.

Remedios naturales para las mucosidades infantiles

También podréis crear vosotros pomadas específicas para calmar esta molesta sensación. Para ello, habréis de mezclar dos cucharadas de vaselina, fácil de conseguir en farmacias, parafarmacias e incluso en centros comerciales y otra cucharada de mejorana. Habrá de calentarse y luego, lo colocareis en un paño. Esperad a que se enfríe y será genial para aplicarla en la zona de la nariz para así disminuir esta irritación.

Si te gusta esta información, compártela con tus amigos en Facebook, Twitter… GRACIAS :)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.