Ropa para Bebés bonita, de algodón y fácil de poner

 ¿Qué buscamos cuándo elegimos ropa para bebés ? Comodidad al vestir al bebé.

Os daréis cuenta desde el primer momento que hay en el mercado ropa preciosa para bebés. Es fácil sucumbir a la tentación y empezar a dejarse el sueldo en bodies, baby mayoralpantalones de chandal, zapatillas, polos, jerseys, abrigos… toda una locura de
posibilidades. Lo cierto es que el mundo del diseño de ropa para bebés ha evolucionado mucho en los últimos años hasta parecer casi moda de adulto en pequeño. Sólo con imaginarles vestidos así crees verles en una pasarela de moda y la sensibilidad (o sensiblería, a veces…) aflora rápidamente.

Y, como digo, hay que contenerse mucho para no empezar a comprar de todo porque, ¿quién escatima cuando se trata de vestir a tu pequeño?

Mi experiencia es que todo cabe, economizar y llevar a tu niño como un pincel.

Eso sí, hay detalles que creo que hay que tener en cuenta por encima del dinero que se emplee o de lo pimpollo que llevemos a nuestro retoño.

ropita bebé

Durante el primer mes de vida, vuestro hijo es extremadamente delicado. Su piel es ultra sensible, sus músculos aún no han adquirido la fuerza que irán tomando con el tiempo y cualquier manipulación que nos veremos obligados a hacer (al cogerle en brazos, al cambiarle de pañal, al quitarle y ponerle la ropa) tiene que evitar al máximo que el bebé pueda sufrir más de la cuenta.

pijama mayoral

Y para ello, además de ser muy cuidadoso en cada movimiento que se hace, es muy conveniente tener la ayuda de una ropa para bebés que se quite y se ponga cómoda y sencillamente.

Nosotros nos dimos cuenta muy pronto. Afortunadamente no compramos más que un par de bodies así pero fue un error adquirir bodies que no se abrieran por delante sino de los que se meten por la cabeza. Los bodies que se meten por la cabeza los dejaremos para más adelante, cuando, con más meses, más fuerza y más aguante, se nos deje el chaval manipular al vestirse desde arriba.

Así que, primer consejo: hasta algo más del mes de vida, bodies con corchetes que se abran por delante.bodys mayoral

Otra cosa de la que hay que estar pendiente es de las tallas. Está claro que cada bebé es un mundo y un body, un pantaloncito o un gorro (prenda fun-da-men-tal durante los primeros días de vida del pequeño porque pierden todo su calor por la cabeza) que indique de cero a tres meses podrá servir a tu pequeño, seguro, desde que nace pero no está claro que dure hasta que tenga tres meses y no tengáis que comprar una talla mayor. Es evidente que por su alimentación, su genética, su desarrollo personal, cada niño va ganando peso y altura de manera distinta y requerirá, al final, la ropa propia para él o ella.

Por tanto, está bien guiarse por la talla que indica la etiqueta de la prenda pero también es bueno “superponerlo” sobre el cuerpecito de vuestro bebé para comprobar que, efectivamente, no le va a sobrar por todos lados o va a poder ir “apretado”. No es bueno ni una cosa ni otra.chandal bebé

En cuanto al material de la ropa para bebés, nosotros siempre compramos la que es cien por cien algodón que es el material que nos deja más tranquilo en cuanto a las posibles reacciones en la piel del bebé.

En general, como veis, es interesante que la lógica y la comodidad predominen a la hora de vestir a nuestro hijo.

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.