Sedación en bebés para poder hacer determinadas pruebas médicas

Si planteas a alguien sobre si es o no lícito sedar o administrar un relajante o tranquilizante a un bebé puede generar bastante polémica, pero la clave para discutir sobre la conveniencia o no de sedar a un o a una bebé está en la finalidad para la que se necesite tal sedación.

la sedación en bebés

No es lo mismo sedar a un bebé porque tienes que coger un vuelo largo y no quieres que moleste (puedes ser creativo y buscar cosas que le gusten para entretenerlo durante el trayecto) que sedar a un bebé porque necesite hacerse un tratamiento médico para el ya ha demostrado que no va a estar receptivo. Ante la necesidad de realizar un tratamiento delicado a un bebé, como puede ser un empaste dental, debemos primero darle la oportunidad de ver cómo se comporta, porque puede que nos dé una grata sorpresa y se muestre colaborador, ante lo cual nos ahorraremos nada más que paciencia y mimitos.

2be663b1b4bb4833dc20ef6a729b0a23

Pero si habiendo probado en alguna ocasión, vuestro bebé actua con tal pavor que es imposible que se esté quieto, será muy difícil llevar a cabo ningún tratamiento y, en ocasiones, es tan necesario como el comer (textualmente si lo que le tienen que hacer es reconstruirle una pieza dental que le impide incluso tomar biberón).

Debemos tener en cuenta siempre la edad del bebé y ponernos en manos de personas responsables y capacitadas para tomar la decisión de sedar o no y de qué cantidad administrarle ya que los efectos secundarios no son moco de pavo.

sedación en bebés

Si aún así, queréis probar primero con algo más natural volvamos a la dieta, que siempre nos puede ayudar de alguna manera. Algunos alimentos que favorecen la relajación son el plátano, las semillas de lino, la avena o el trigo sarraceno.

¿Qué opinión os merece a vosotros/as la sedación en bebés?

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.