Las dificultades de ser madres trabajadoras

La gran parte de mujeres de este país, como mujeres activas y que saben conciliar la vida laboral y familiar, son, además de madres, trabajadoras.

El régimen general de la Seguridad Social al que la mayoría de estas mujeres madres pertenecen únicamente cuenta con 30 días de vacaciones anuales, estando permitida la baja laboral médica en el caso de que la trabajadora tenga una enfermedad común o profesional, con el consiguiente descuento salarial en función del convenio colectivo al que pertenezca la empresa.

La mayoría de madres que trabajan se ven en más de una ocasión en la tesitura de tener al o a la peque enferm@, y no tener abuelo o abuela que se haga cargo de él o ella hasta que esté recuperado y pueda acudir de nuevo a la guardería.

Así que como el sistema permite la baja laboral únicamente para las trabajadoras y no parar sus hijos o hijas (a no ser que se trate de intervenciones quirúrgicas que requieran hospitalización o determinadas enfermedades muy graves).

Las mujeres trabajadoras tenéis tres opciones:

1.- Padecer de forma repentina y urgente una gastrointeritis que os haga ir a vuestro médico de cabecera para que podáis disponer de almenos dos días para quedaros en casa con vuestr@ peque.

2.- Pagar un dineral a una canguro tengas o no confianza con ella perdiendo incluso dinero según lo que cobres.

3.- Acortar los días de enfermedad de tu peque y llevarlo/a a la guardería aunque no esté totalmente recuperd@. Esta última opción perjudica el bienestar de los compañeros y compañeras de tu peque, que seguramente se contagiarán de los muchos virus que amenazan los sistemas inmunitarios durante los primeros años de escolarización. Esta opción es la que critican deliberadamente muchas madres, madres que normalmente tienen una abuela que acude diariamente a echarles una mano con la crianza de sus hijos/as.

Hoy han repartido un papel en la guadería de mi hijo en el que recuerdan a los padres y madres que no se puede llevar a los niños con fiebre superior a 37,5, ni con piojos, ni con vómitos, ni con diarrea, ni con bronquitis…entre otros.

Así que…ya sabéis madres del mundo, podéis consultar las opciones recomendadas en el caso de que os encontréis en la tesitura de tener al o la peque enfermo y no poder faltar al trabajo.

dificultades madres trabajadoras

¿Tú que haces en estos casos?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.