Ser Papá Cuando las Cosas se Complican…

Desgraciadamente esto también ocurre. Aunque la normalidad es que todo salga bien en un embarazo, a veces, las cosas se tuercen, y puedes pasar por experiencias duras, como la pérdida de un bebé o alguna enfermedad grave de este que le haga estar ingresado largo tiempo.papa llorando

Por la experiencia que tengo en estos casos, se centra la atención en la madre. No es que el padre nos sea indiferente, pero solemos centrarnos en ellas. Si esto os ocurre y necesitáis preguntar, entender qué ha pasado, o por qué ha pasado, preguntad, reclamad vuestro hueco si lo necesitáis. El embarazo es de los dos, y a los dos os duele que ese bebé no esté bien. He estado leyendo sobre el tema del aborto, y cómo se sienten los padres, y me ha impresionado cómo escriben muchos de ellos las experiencias, y cómo se las guardan y no las comparten por miedo a lo que piensen los demás, o miedo a fallar a su mujer cuando más lo necesita. Tú también la necesitas a ella, es el momento en que más unidos tenéis que estar, y esconder los sentimientos no sirve de nada. Hablad, comunicaros, llorad si tenéis que hacerlo, decidid teniendo en cuenta la opinión de los dos.

En caso de bebés ingresados durante semanas o meses en la UVI de neonatos, debéis tener paciencia, la mamá en esta etapa puede estar medio “zombie” entre sacarse leche (en caso de que esté dando el PAPA PREMATUROpecho) todo el día para llevarla al hospital, mirar constantemente a su bebé, tocarlo, pasar horas y horas al lado de su cunita y volver a casa una vez más sin él. Es una etapa muy dura para los dos, pero puedes intervenir mucho, haciendo el método canguro con el bebé, sintiéndolo cerca, y ayudando también en lo que puedas a la mamá. Anímala esos días que esté bajita de ánimo. Ayúdala más de lo normal con las tareas de la casa, intenta buscar momentos de intimidad y privacidad vuestra para evadiros del estrés. Quédate a su lado. Si necesitas un día hablar de tus sentimientos, ¡hazlo! No tengas miedo, el bebé es de los dos, los dos tenéis que pasarlo mal, y bien por él.

Y, antes de acabar, y para dejaros mejor sabor de boca, unas cuantas advertencias cómicas para los futuros papás sacado del libro de portada-como-ser-padre-primerizo-no-morir-intento_grande“cómo ser padre primerizo y no morir en el intento” de Frank Blanco:

-         Llevad siempre toallitas encima “Tu hijo puede vomitar en cualquier momento o lugar, algo que no aprendes hasta que te vomita encima. ¿Por qué ningún padre me había dicho esto?”

-         “La cuarentena es más llevadera de lo que parece” Tras tener un bebé las mujeres pueden pasar 40 días sin tener relaciones sexuales. Esto, a primera vista, asusta a cualquiera, pero Blanco asegura que un padre primerizo no echa en falta el sexo: “Tu prioridad en la cama no va a ser el sexo, va a ser dormir”

-         “Vas a entender las cosas que tus padres decían que aprenderías cuando fueras padre” Blanco asegura que los consejos que nos habían dado nuestros padres, que ya habíamos olvidado, vuelven a nuestra memoria cuando tenemos un hijo: “De repente images papáentiendes sus preocupaciones”. Lo que no tiene tan claro es que haya que hacerles caso a día de hoy: “A la hora de aconsejar, la familia es muy pesada. Todos lo saben todo y tú no sabes nada. Eso sí, cada uno te dirá una cosa diferente. Es una locura. En nuestro caso hemos intentado hacer caso al médico y no tanto a la familia”

OS ANIMO A TODOS LOS PAPÁS A QUE DISFRUTÉIS DE LA PATERNIDAD, A QUE OS HAGÁIS OIR, Y A QUE PARTICIPÉIS EN ESE MOMENTO TAN ESPECIAL QUE ES SER PADRES.

avatar
Esta entrada fue publicada en Bebés, Embarazo, Parto, Post Parto. Guarda el enlace permanente.