Síndrome del nido ¿que es exactamente?

Todos en alguna ocasión hemos escuchado el síndrome del nido vacío, refiriéndose a cuando los padres se quedan solos, ya que los hijos como pajarillos dejan precisamente ese nido al hacerse mayores. Sin embargo, también existe el “síndrome del nido”, durante el embarazo, especialmente en las últimas semanas del proceso de gestación.

embarazo, síndrome del nido

Esto se traduce en que la mujer en el tramo final de su embarazo se dedica de forma compulsiva a limpiar, a recoger la casa, así como a ordenar cada uno de los rincones de su hogar. Esta es la forma en que la mujer manifiesta ese nerviosismo o ansiedad que siente ante la situación que se le viene encima. Y es que quiere que todo esté perfecto para la llegada de su pequeño y por ello, esto se traducirá en un comportamiento hiperactivo, arreglando las cositas del bebé, limpiando y relimpiando para que todo esté perfecto… En definitiva, la futura mamá lo que quiere es que su casa sea el hogar ideal para su niño y para sus familiares, puesto que al nacer el pequeño tendrá más visitas.

el sindrome del nido al final del embarazo el síndrome del nido en las futuras madres

Este, también llamado, “instinto de anidamiento”, es propio sobre todo de mamás primerizas, que sienten esta inseguridad cuando se acerca el momento del parto, esas dudas a no estar a la altura o a no saber cómo afrontar esta nueva vivencia. Asimismo, es también como una válvula de escape para distraerse de los miedos propios de este momento.

Con el síndrome del nido, las futuras mamás al estar ocupadas no piensan en el parto, en el miedo al dolor o a que algo se complique.

Sin embargo, en este momento de dicho proceso es importante que la mujer se cuide y por ello, aunque puede ser positivo que termine de preparar la canastilla para el bebé, todo lo que llevará al hospital, dejar atadas ciertas cosas como el tema de cómo ir al hospital, con quién dejar a sus hijos… tendrá que estar calmada y no hacer esfuerzos excesivos.

Por ello, aunque no debes preocuparte, sí que tienes que tener clarísimo que tienes que cuidarte, ya que, será fundamental que tengas las fuerzas suficientes y necesarias para cuando llegue el momento del parto.síndrome del nido, limpieza

¿Qué hacer entonces? Cuando sientas esas ganas irrefrenables de hacer cosas, párate y piensa en otras alternativas, tales como leer un libro, ir al cine e incluso dar un paseo, que será muy positivo para mantenerte en activo. También puedes pedir ayuda a tu pareja o a algún familiar o amigo para que te eche una mano para arreglar la ropa del pequeño, limpiar… así no te cansarás en exceso. Sin embargo, ten claro que no puedes cargar objetos pesados, ni usar sustancias que pueden ser perjudiciales o tóxicas, no subirte a escaleras, por ejemplo o realizar movimientos demasiado violentos. Piensa en ti y por supuesto, en tu pequeñín.

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Bebés, Embarazo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.