Sobreproducción de leche: Lactancia materna

La sobreproducción de leche es uno de los “problemas” que puede acarrear la lactancia materna, que se plantea como la mejor opción para alimentar a tu bebé. Aunque debes estar preparada, ya que en ocasiones pueden surgir algunos problemas, especialmente en las primeras semanas tras nacer el bebé, como el de la sobreproducción de leche de la que hablábamos. Consiste en que producirás más cantidad de leche de la que necesita tu bebé, por lo que deberás seguir algunos consejos, tanto para tu bienestar como para el del bebé.

sobreproducción de leche

En cuanto a cómo puede afectarte esta excesiva cantidad de leche, lo más común es que, por ejemplo, aparezcan dolorosas grietas en la zona de los pezones e incluso que tengas mastitis. El bebé también puede tener dificultades para tomar el pecho e incluso atragantarse al hacerlo, ya que, como tienes tanta cantidad, la leche bajará con mucha fuerza. Además, esto puede provocarle gases y cólicos.

Sin embargo, lo primero es que no te agobies o que rechaces la idea de seguir amamantando a tu pequeño, ya que, hay soluciones para este problema. Ante todo, debes mantenerte tranquila y si siguiendo estos consejos, no consigues regular la cantidad de leche, acude a tu médico para que te ayude.

sobreproducción de leche

En primer lugar, debes saber que para que tu pequeño no reciba esa cantidad de leche de sopetón, lo mejor es que antes de dar el pecho, extraigas un poco de leche del pecho que vas a darle. Así, no estará tan recargado y el bebé podrá succionar sin riesgos de atragantamientos.

Una vez que amamantes a tu pequeño durante unos diez o veinte minutos del mismo pecho, si te vuelve a pedir el pecho antes de que pase una hora, lo mejor será que le ofrezcas el mismo, ya que así, por un lado, se irá vaciando ese seno y el bebé no sólo tomará la primera leche, sino también la segunda. Sin duda, ésta tiene mayor contenido graso, muy beneficiosa para tu pequeñín.

Otro beneficio de tomar del mismo pecho es que tu hijo ingerirá menor cantidad de lactosa y esto hará que disminuya la posibilidad de que tenga gases o de que sufra los dolorosos cólicos, tan comunes en los bebés.

Además, en el otro pecho se quedará la leche durante más tiempo, lo que hará que tu propio cuerpo vaya reduciendo la producción de leche, en función de lo que necesite tu pequeño. Aun así, si te sientes muy molesta o dolorida por contener la leche, puedes extraer un poco para sentirte más aliviada pero no caigas en el error de vaciarlo completamente, ya que esto no hará sino provocar que aumente la cantidad.

sobreproducción de leche

Por otro lado y con el fin de que también tu pequeño coma tranquilamente y no se vea saturado con tanta cantidad de leche, lo mejor será que cuando le amamantes le coloques en la posición llamada australiana. Es decir, recuéstate cómodamente, ya sea en la cama, en un sofá, donde creas que puedes estar relajada para este momento tan especial con tu bebé. Luego colócalo de tal forma que su boquita alcance el pecho, que esté junto a su mamá y sobre tu seno. Ten cuidado de que no se hunda su nariz en tu cuerpo y pueda respirar. Sostén la nunca de tu bebé con la palma de tu mano.

sobreproducción de leche

En algunos casos, cuando se da este problema, se recomienda tomar piridoxina, es decir, vitamina B6 tres veces al día, ya que ayuda en el tema de la lactancia y no tiene efectos nocivos ni para la mamá ni el bebé. Sin embargo, no tomes este medicamento sin consultarlo antes con tu médico, antes tendrás que contar con su aprobación.

¿Te parece útil esta información? Si es que sí, compártela en tu red social favorita: Facebook, Twitter… Gracias

 

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.