Sólo le falta hablar…¡Tiene razón mi suegro!

“ Sólo le falta hablar ”, fue lo primero que me dijo ayer el padre de mi mujer cuando vio al nene después de quince días sin hacerlo.

Es cierto que a esta edad, casi quince meses, los cambios se notan muchísimo porque crece tan rápido…

sólo le falta hablar

Y tiene razón mi suegro, a nuestro hijo sólo le falta hablar.

Yo le contaba que antes de salir de casa hoy mismo, como de vez en cuando le gusta “dirigirnos”, se sentó en el suelo y con sus sonidos típicos que aún no forman palabras, hizo que me acercara, primero, para estirar él el brazo después, cogerme de la mano y tirar de mí con el claro propósito de que me sentara con él para, posteriormente, intentar que mi mujer nos acompañara.

No soltó ni una palabra, porque aún no sabe, pero nos dejó claro lo que quería.

sólo le falta hablar

Me cuenta su madre que cuando le va a recoger a la guardería cada día, se tira un buen rato cogiendo juguetes y enseñándoselos. O señalando a otros niños o a su profesora. Como si le quisiera mostrar qué ha hecho durante el día o en qué entorno se mueve. Como diciendo, “Eh, que controlo, que este es mi territorio.”

Y tampoco le hace falta hablar para transmitir esto. Basta con gestos, con sonidos inarticulados y esa mirada suya que dice más que las palabras.Pero también utiliza sus artimañas para tratar de engañarnos o distraernos de lo importante sin decir un solo vocablo.

sólo le falta hablar

Si le estamos regañando porque ha hecho algo que no debe (suele tener la mano muy larga, por ejemplo; espero que esto se le quite, la verdad, porque se arrea guantazos a cualquiera si no está a gusto con la persona en cuestión), el malandrín de él se pone a señalar alguna cosa del lado opuesto de la habitación con su “¡Eh!” habitual, ¡¡¡para que miremos para otro lado y nos olvidemos de la regañina!!!

Sé que parece increíble pero cuando lo hace una y otra vez en situaciones similares, piensas que no es casualidad.

Y, desde luego, piensas que sólo le falta hablar aunque, si sigue así, poca falta le hace…

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.